Imprimir esta página
Linda y Chiverton, guloyas de San Pedro de Macorís

La danza guloya recrea ambientes de la Inglaterra medieval y señorial cruzado a la vez con pasajes de la Biblia y alusiones indirectas a una africanía  que se hace presente en la cadencia del baile y la rítmica de su música, aunque fuere como recurso del inconsciente colectivo.

Extracto del libro Temas del Caribe y otros escritos por Carlos Andújar.

La fotografía registra parte de una interpretación realizada por el Grupo de Teatro Popular Danzante Guloya y muestra a Linda y Chiverton vestidos con las indumentarias características y en plena acción danzaria. El evento acontece en el interior de una rancheta rústica, techada con hojas de palma y cana, que da paso a la luz del sol por múltiples orificios. En las vestimentas de los personajes se pueden apreciar varias de las piezas típicas que conforman el traje: pantalones a la rodilla, falda, delantal, capa, camisa, corazón o pechera, pañuelo y penacho en la cabeza; todas muy decoradas con aplicaciones de piedras, lentejuelas, espejos, cascabeles y cintas, entre otros.

''El vestuario está cargado de colores y otros detalles que hacen del mismo un traje llamativo, cargado de parafernalia , corona , que imita a la reina, y un pantalón para los guloyas y una falda para los momises , dos danzas que se han mantenido a través del tiempo expresando el complejo danzario y escénico de este teatro callejero , declarado en el 2005 patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO’’ explica el antropólogo Carlos Andújar en su libro Temas del Caribe y otros escritos (2015).

El Teatro Popular Danzante , originario de San Pedro de Macorís con ancestros con algunas islas de antiguo dominio inglés,  posee gran riqueza musical, teatral y danzaria, que se fundamenta en un vistoso y embriagador significado de religiosidad popular alrededor de las figuras de Goliat (de ahí viene Guloya) y David. Con sus comparsas nutren el carnaval dominicano. Sin embargo, su tradición original los lleva también a realizar su coreografía el 25 de diciembre de cada año en el barrio de Miramar de la ciudad de San Pedro de Macorís , siempre acompañados de su bebida fermentada llamada guavaberry, elaborado a partir de un fruto del mismo nombre.

Conoce más sobre los guloyas consultando el documental Guloya's coming : good morning guavaberry!  producido por Museo del Hombre Dominicano en el 2003 en la Mediateca del Centro León con el código CC-ELJ/V-0141.

V 0141

 

Valora este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)