Colecciones del Centro León

La fotografía presenta el retrato de un hombre mulato sin camisa, de espaldas al observador y agachado, que limpia de malezas un pedazo de tierra. Pertenece a la serie histórica de Wifredo García en la que el artista intervino las obras en su reverso con un texto interpretativo de un capítulo del acontecer histórico dominicano que se relaciona directa o indirectamente con la imagen fotográfica.

Dato Curioso:

En el reverso aparece manuscrita una reflexión del autor: "19. (1844-1861) Los primeros años independientes de la nueva nación se vieron ensombrecidos por la alternabilidad en el poder de dos caudillos cuyos apetitos políticos pusieron a prueba reiteradamente los valores cívicos del pueblo dominicano (Campesino trabajando la tierra, en el Sur)".

las obras aparecen intervenidas en su reverso por el autor con un texto interpretativo de un capítulo del acontecer histórico dominicano que se relaciona directa o indirectamente con la imagen fotográfica.

Peculiares obsesiones

Publicado en Publicaciones

El pasado domingo 21 se realizó la clausura de la exposición Wifredo García: Peculiares obsesiones, que se exhibía desde febrero en la Sala de Exposiciones Temporales María Asensio de León.

Publicado en Noticias

La exposición Wifredo García: Peculiares obsesiones exhibe mucho más que la trayectoria de un excepcional talento fotográfico. Traza la búsqueda afanosa y compleja de un creador por encontrar su marco de pertenencia, una indagación humana que comienza por ser personal y termina desbordándose hacia la sociedad. En efecto, Wifredo García, el ser humano, el creador, el gestor cultural, el maestro, el coleccionista intentó establecer su identidad a través del ejercicio fotográfico y en esa trayectoria llegó a expresar aristas fundamentales de la identidad cultural dominicana. Su obra así lo atestigua.

Esa voluntad creadora resulta aún más trascendente cuando se toma en cuenta que Wifredo García nació en Barcelona y emigró a la República Dominicana en 1946, a la edad de once años. Como cualquier ser humano sometido a desplazamiento geográfico y cultural, este dominicano por convicción empleó sus mejores herramientas expresivas para construir una identidad que le resultaba vital. De ahí que las ciento noventa y una imágenes, así como los objetos elegidos para la exposiciónWifredo García: Peculiares obsesiones sean representativos de los diferentes períodos creativos de este artista y ofrezcan una muestra de sus temas, estilos e intereses artísticos, al tiempo que revelan los intensos y enriquecedores vínculos que esa labor creadora estableció con sus afanes como organizador de colectivos fotográficos, sus esfuerzos para la formación de jóvenes fotógrafos y su paciente trabajo como coleccionista, base esencial para el desarrollo de un espíritu investigativo que mantuvo a la fotografía dominicana de los años sesenta, setenta y ochenta al tanto de lo que ocurría en el resto del planeta.

La exposición cobra mayor resonancia al formar parte del programa La Huella Catalana en el Caribe (2009-2010), coordinado por el Centro León, en la República Dominicana, así como la Casa Amèrica Catalunya y el Institut Ramon Llull, en Barcelona. La muestra no solo inaugura ese programa en Santiago de los Caballeros en febrero de 2009, sino que será presentada también en Barcelona a partir de enero de 2010.

El discurso museográfico de la exposición ha sido estructurado en dos bloques temáticos: El oficio y la creación muestra la dimensión estética y antropológica de la fotografía realizada por Wifredo García, mientras que El gestor recoge su labor como organizador de colectivos fotográficos, educador y coleccionista. Así, la propuesta inicia en el ámbito Ver y mirar entregando las tipologías de hombres y mujeres dominicanos que el lente del artista supo captar, para desplazarse en el ámbito Configuración del espacio hacia los paisajes y los ambientes socioculturales en medio de los cuales cobra sentido la vida de esos hombres y mujeres. Las profundas búsquedas identitarias y antropológicas que expresan estos dos ámbitos están organizadas alrededor de un tercer ámbito, Micro-historias, que ocupa el centro de la exposición y ofrece una interpretación creadora, al tiempo que ingeniosa, de la historia dominicana. A su vez, esa propuesta queda enmarcada entre dos polos que, situados en cada extremo de la sala, ofrecen la labor de Wifredo García como gestor y educador, actividad que se completa en la Mediateca del Centro León con una selección de instrumentos, fotos antiguas y material bibliográfico que el afán investigativo del artista supo juntar.

  • Filtro:
Reset