GÉNESIS Y TRAYECTORIA
Ámbito III - TRAYECTORIA

Trayectoria

La trayectoria nos habla de recorridos, de itinerarios, de viajes. Nos refiere al curso o dirección que sigue alguien con el paso del tiempo, a la vez que es una categoría ligada a la evolución y el desarrollo. Así mismo, plantea el reconocimiento del legado de nuestros predecesores culturales y la multiplicidad del trabajo artístico de nuestros creadores. Este ámbito plantea no solo la noción de traslado desde el nomadismo cultural, sino también las transferencias de sentido y las novedosas vías de análisis desde la perspectiva de las artes visuales. De esta manera, artistas como Cándido Bidó e Hilario Rodríguez, evalúan desde sus obras los tránsitos y traslados, el movimiento de las personas en su hábitat. A la vez, otros artistas como Mónica Ferreras, Jorge Pineda, Carlos Núñez (Wachao) y Quisqueya Henríquez, evocan las migraciones y el desarraigo, así como las mutaciones estéticas y conceptuales de la contemporaneidad.

Idolo sentado, con miembro viril erecto. Los brazos descansan al lado de los pies. Se pueden apreciar los detalles de los dedos, ojos en bajo relieve, orejas con detalles incisos. La espalda se muestra arqueada con detalles de las vértebras.

Dato curioso:

Esta pieza representa el ayuno de 30 días en el que el ídolo intenta acercarse, lo más posible, a un esqueleto o a la muerte, evidenciado en la delgadez del cuerpo, los huesos del espinazo, las costillas y las piernas hinchadas, que fuera bien representado por el artista taíno. Elaborada en madera de guayacán, tiende con el tiempo a estallar como laminillas, por lo que se restringe su circulación y exposición tomando en cuenta sus necesidades de conservación. Hoy se exhibe en exclusividad en la exposición Tesoros del Arte Taíno del Centro León.

 

Gaspar Mario Cruz nació en San Francisco de Macorís. Realizó estudios de escultura en la Escuela Nacional de Bellas Artes, con los maestros Manolo Pascual y Juan Cristóbal. Su producción artística se inició con el trabajo de santos y figuras religiosas. Fue miembro fundador del Grupo Proyecta, conformado en 1968. La escultura tallada en madera es una de las expresiones en las que se destacó este artista, quien desarrolló un lenguaje particular, lleno de referencias a las culturas dominicana y caribeña. Cultivó también la pintura y el dibujo que, junto a su obra escultórica, están cargados de elementos propios del sincretismo afro-caribeño. Su obra hace énfasis en elementos de la mitología y de la realidad histórica y social. Esta escultura se encuentra tallada verticalmente y posee un interés figurativo y narrativo. Gaspar Mario Cruz nos ofrece el tema de un grupo humano. Los personajes, situados en diferentes posiciones, conforman un colectivo familiar. Por una parte, se distingue una pareja desnuda: la mujer con las manos en la cabeza y el hombre tocando una flauta. En otra zona, una segunda mujer carga objetos. Lateralmente y al pie de la base, aparece un rostro o máscara con caracteres africanos, los que también se proyectan en las demás figuras. Familia es una escultura de formas cilíndricas y orgánicas, características que identifican la obra de este artista.

 

Domingo Liz nació en Santo Domingo en 1931. Es escultor, pintor y dibujante. Se graduó en 1949 en la Escuela Nacional de Bellas Artes y recibió especial orientación del escultor Manolo Pascual. De 1950 a 1953 hizo estudios de posgrado en pintura con Jaime Colson. En 1968 fue miembro fundador del grupo Proyecta. Presentó su primera exposición individual en 1971, en la entonces Galería de Arte Moderno, hoy Museo de Arte Moderno de Santo Domingo. Liz es uno de los creadores dominicanos indispensables a la hora de evaluar crítica y reflexivamente la historia del arte nacional. Su papel como artista multidisciplinario, provocador de rupturas y profundamente coherente en su producción, se suma a la importancia de su rol renovador y a su posición como maestro de generaciones. Sus investigaciones con los materiales escultóricos lo guiaron por el sendero de búsqueda de la abstracción, en una intención por liberarse de las marcadas referencias de sus maestros. Así, desarrolló una obra de gran síntesis y economía de medios, hurgando en las posibilidades de los materiales (fundamentalmente metal y madera) y dedicando especial atención a la indagación en lo formalmente orgánico.

Su talla Origen es un claro ejemplo de este camino artístico. Una talla de una sola pieza de madera hace referencia a la organicidad de un útero o una vaina vegetal, alusión remedada en el título de la obra. Esta escultura, fundamentalmente abstracta debido a que Liz se plantea ante todo la reconfiguración de formas esenciales, remite al origen del hombre y la naturaleza.

 

Domingo Liz nació en Santo Domingo en 1931. Es escultor, pintor y dibujante. Se graduó en 1949 en la Escuela Nacional de Bellas Artes y recibió especial orientación del escultor Manolo Pascual. De 1950 a 1953 hizo estudios de posgrado en pintura con Jaime Colson. En 1968 fue miembro fundador del grupo Proyecta. Presentó su primera exposición individual en 1971, en la entonces Galería de Arte Moderno, hoy Museo de Arte Moderno de Santo Domingo. Liz es uno de los creadores dominicanos indispensables a la hora de evaluar crítica y reflexivamente la historia del arte nacional. Su papel como artista multidisciplinario, provocador de rupturas y profundamente coherente en su producción, se suma a la importancia de su rol renovador y a su posición como maestro de generaciones. Sus investigaciones con los materiales escultóricos lo guiaron por el sendero de búsqueda de la abstracción, en una intención por liberarse de las marcadas referencias de sus maestros. Así, desarrolló una obra de gran síntesis y economía de medios, hurgando en las posibilidades de los materiales (fundamentalmente metal y madera) y dedicando especial atención a la indagación en lo formalmente orgánico.

Su talla Origen es un claro ejemplo de este camino artístico. Una talla de una sola pieza de madera hace referencia a la organicidad de un útero o una vaina vegetal, alusión remedada en el título de la obra. Esta escultura, fundamentalmente abstracta debido a que Liz se plantea ante todo la reconfiguración de formas esenciales, remite al origen del hombre y la naturaleza.

 

Publicado en Ámbito 3: Trayectoria

Gaspar Mario Cruz nació en San Francisco de Macorís. Realizó estudios de escultura en la Escuela Nacional de Bellas Artes, con los maestros Manolo Pascual y Juan Cristóbal. Su producción artística se inició con el trabajo de santos y figuras religiosas. Fue miembro fundador del Grupo Proyecta, conformado en 1968. La escultura tallada en madera es una de las expresiones en las que se destacó este artista, quien desarrolló un lenguaje particular, lleno de referencias a las culturas dominicana y caribeña. Cultivó también la pintura y el dibujo que, junto a su obra escultórica, están cargados de elementos propios del sincretismo afro-caribeño. Su obra hace énfasis en elementos de la mitología y de la realidad histórica y social. Esta escultura se encuentra tallada verticalmente y posee un interés figurativo y narrativo. Gaspar Mario Cruz nos ofrece el tema de un grupo humano. Los personajes, situados en diferentes posiciones, conforman un colectivo familiar. Por una parte, se distingue una pareja desnuda: la mujer con las manos en la cabeza y el hombre tocando una flauta. En otra zona, una segunda mujer carga objetos. Lateralmente y al pie de la base, aparece un rostro o máscara con caracteres africanos, los que también se proyectan en las demás figuras. Familia es una escultura de formas cilíndricas y orgánicas, características que identifican la obra de este artista.

 

Publicado en Ámbito 1: Génesis