Esta postal muestra el Palacio del Ayuntamiento en el Centro de los Héroes, Santo Domingo, República Dominicana en los años sesenta del siglo XX.

El 17 de diciembre de 1954 se inició la construcción de cinco pabellones de la Feria de la Paz, la postal muestra el Palacio de Consejo Administrativo.

Esta postal muestra las Ruinas del Alcázar de Colón, ciudad de Santo Domingo.

El Alcázar de Colón fue contruido para Diego Colón, hijo del Almirante, quien regresó a Santo Domingo en 1509 como Virrey y Gobernador General.

Se edificó para alojar a su esposa María de Toledo, sobrina del rey Fernando el Católico y su corte.

Su construcción comenzó en 1510 y se terminó en 1514.

Por más de seis decenios este Palacio fue el asiento de la corte española.

En 1577 el Alcázar estaba abandonado Para 1586 fue saqueado por el corsario inglés Francis Drake y quedó desolado durante 200 años.

En el 1955 el Gobierno Dominicano decidió restaurarlo.  Esta labor fue realizada por el arquitecto español Don Javier Barroso, al costo un millón de pesos.

Fue abierto al público el 12 de enero de 1957.

La fecha aproximada fue establecida teniendo en cuenta que la postal muestra el obelisco popularmente conocido como macho, cuya construcción antecede al popularmente conocido como hembra inaugurado en 1941 para celebrar la firma del Tratado Trujillo-Hull.

El otro elemento es que la ciudad capital ya se llamaba Ciudad Trujillo, nombre que adoptó a partir de enero de 1936.

En el reverso hay una nota en español e inglés que dice Avenida George Washington, Ciudad Trujillo, Rep. Dom. Con palmas a los lados, a orillas del Mar Caribe, se extiende hacia oeste desde la ciudad.

Desde el 2 de diciembre de 1935 se le asignó el nombre de Avenida George Washington, anteriormente se llamó Avenida Colombina y comenzó a construirse en 1914.

El acto de premiación se realizó en el Centro León con la presencia de las comunidades participantes de Santo Domingo y Santiago.

Publicado en Noticias 2016

Esta postal muestra la Entrada al Río Ozama de Santo Domingo.

El río Ozama es caudaloso, tiene más de 25 kilómetros navegables. La cuenca del Río Ozama tiene 3,829 kilómetros cuadrados, siendo una de las mayores del país. Tiene una elevación de 822 metros. La pendiente en su cuenca alta es de 1.288 m/km. Por esta razón sus arrastres son mayormente arenas y suelos finos.

 

 

Esta postal muestra Los Tres Ojos de agua, Santo Domingo, R. D.

En el reverso a la derecha se observa: un sello postal rectangular, color verde, de 1 centavo, con el escudo nacional, también un sello redondo en el cual solo es legible: República Dominicana Santo Domingo 1928. También en el reverso aparece manuscrito el destinatario.

El complejo cavernario de Los Tres Ojos, se ubica al este de la ciudad capital en las calizas planas arrecifales de la llanura costera del Caribe. Está compuesta por cuatro cavernas de origen freático (que contiene agua), abiertas al exterior por desprendimiento parcial de los techos, presentando en el fondo hermosos lagos circulares (ojos de agua).

Los Tres Ojos son semejantes a los cenotes mexicanos de Yucatán (de tzonot, pozo sagrado en lengua maya) donde los sacerdotes hacían ofrendas a sus deidades y lanzaban los cuerpos de las víctimas de los sacrificios humanos.

Se trata del segundo mural realizado bajo el programa Murals Engage, un proyecto de la Embajada de los Estados Unidos en Santo Domingo, realizado con el acompañamiento de Meridian International y Centro León.

Publicado en Noticias 2016

En conmemoración Día Internacional de la Mujer, 8 marzo.

Mujer y esclavitud en Santo Domingo/ Celsa Albert Batista.--Santo Domingo: Centro Dominicano de Estudios de la Educación, 1990.—

Este libro ofrece informaciones relativas al proceso de integración de la mujer africana a la dinámica poblacional de la época colonial.

En este libro se encuentran títulos tales como:

  • Presencia de la mujer africana en la isla Española.
  • Arribo de la mujer africana a la isla Española.
  • La mujer como mecanismo de contención y reproducción de esclavos.
  • La integración de la mujer de origen africano al sistema esclavista durante la época colonial.
  • La mujer africana en el desarrollo de la sociedad precolonial.
  • Integración de la mujer negra al trabajo esclavo y su papel en la formación socioeconómica de Santo Domingo.
  • Las relaciones interétnicas y su significación social para América Latina y el Caribe.
Publicado en Exposiciones Mediateca

Esta postal muestra el Altar de la Patria, en la ciudad de Santo Domingo en el 1936.

El Altar de la Patria, este nombre fue designado en 1944 en el centenario de la declaración de independencia de la República Dominicana. Anteriormente su nombre era la Puerta del Conde. Nombrada honrando al Conde Peñalva, gobernador de la colonia en 1655. La puerta marca la entrada al Parque Independencia y la unión de barrios residenciales.

Esta postal muestra el Altar de la Patria, en la ciudad de Santo Domingo en el 1936.

El Altar de la Patria, este nombre fue designado en 1944 en el centenario de la declaración de independencia de la República Dominicana. Anteriormente su nombre era la Puerta del Conde. Nombrada honrando al Conde Peñalva, gobernador de la colonia en 1655. La puerta marca la entrada al Parque Independencia y la unión de barrios residenciales.

Esta postal muestra el Parque Colón, Santo Domingo. En el reverso a la derecha se observa: sello redondo con la siguiente inscripción: Santo Domingo República Dominicana oct. 22 1912.

El Parque Colón se comenzó a construir el 18 de octubre de 1893 bajo la dirección de Onofre de Lora. Las rejas se realizaron semejantes a las del Parque Central.

Este parque fue el principal lugar de recreo del presidente Francisco José Peynado, don Pancho.

Es un hecho incuestionable que el carnaval dominicano ha alcanzado ya los pantalones largos. Esto se hace evidente no sólo en la cantidad de multitudes que es capaz de convocar durante todo el mes de febrero, en distintas ciudades al mismo tiempo, para culminar en la ciudad capital con el desfile nacional que reúne cientos de miles en un desbordante ambiente de risa, alegría, creatividad popular y explosión de coloridos.

Publicado en Articulos de Interes

En conmemoración del Día de la Independencia Nacional recomendamos el Artículo titulado:


Santo Domingo y Puerto Rico: entre la independencia nacional y el colonialismo español (1844-1859) / Luis Álvarez.-- p. 175-192.--En: La Revista dominicana de Antropología (ene. 2003-dic. 2005)


Este artículo expone las relaciones entre Santo Domingo y Puerto Rico durante el período 1844 -1861. En el mismo se examinan las correspondencias de la capitanía general de Puerto Rico, durante ese período y a partir de esa documentación se estudia la visión de los capitanes generales de Puerto Rico sobre Santo Domingo, sus recomendaciones y opiniones sobre el conflicto con Haití y la mediación anglo-francesa.

Publicado en Exposiciones Mediateca

Esta postal muestra un desfile del Carnaval dominicano en los cuales aparecen los diablos cojuelos del carnaval. Postal del Proyecto: Mi país en postales (2003). Fotógrafo: Máximo Nin; Edición: Eloy Sosa.

El diablo cojuelo, es un personaje pintoresco, vistoso y representativo del carnaval vegano. Su disfraz está compuesto por una vejiga de caucho forrada con vejigas de vaca curadas, luce una careta cornuda y viste un suntuoso disfraz compuesto por un bombacho, una casaca holgada y una caperuza unida a una capa larga o corta, confeccionada con ricas telas de colores, preferiblemente amarillo y rojo y bordado con centenares de cascabeles.

Esta postal muestra una excursión de las ballenas, en Samaná provincia de la República Dominicana: “Excursión de las Ballenas Jorobadas”.

Del Proyecto: Mi país en postales (2003). Fotógrafo: Nin, Máximo; Edición: Eloy Sosa.

Las Ballenas Jorobadas se distribuyen por los océanos y normalmente migran a aguas tropicales y subtropicales para reproducirse.

Te invitamos a consultarla completa en nuestro sitio web de la Mediateca.

Esta postal muestra la Casa donde nació Duarte, República Dominicana: primer centenario del nacimiento de Juan Pablo Duarte. 1913

En el anverso se observa: En el ángulo izquierdo la vista frontal de la casa donde nació Duarte con la correspondiente fecha, 1813, en la parte superior. Esta casa está ubicada actualmente en la calle Isabel la Católica no. 16. En el ángulo derecho muestra la figura de Duarte con la bandera nacional, cuya asta aparece inclinada detrás del busto de Juan Pablo Duarte, en tanto que la bandera envuelve parcialmente la parte frontal del busto de Juan Pablo Duarte. En el fondo una vista frontal de la Trinitaria con una bandera en el centro. En el reverso se observa: En el ángulo superior derecho, un sello postal conmemorativo del natalicio de Juan Pablo Duarte, por un valor de 5 centavos, con la imagen de Duarte y la inscripción República Dominicana, 1813-1913.

La visita a las comunidades ganadoras del Concurso Decora tu Barrio promueve la socialización de los valores navideños.

Publicado en Noticias 2015

Esta postal muestra la Calle Colón en la década de los años treinta, Santo Domingo, República Dominicana.  El primer nombre fue calle del Rey luego calle de La Fortaleza o de las Damas, donde fueron contruidos en la época de la colonia casas y monumentos que pertenecieron a las autoridades de la isla, los cuales fueron edificados en el siglo XVI bajo la orden de Frey Nicolás de Ovando, gobernador de la Española. Actualmente sigue siendo nombrada como calle Las Damas.

El nombre de las Damas se crea en honor a las mujeres que vinieron de Castilla a la isla a formar parte del virreinato

Esta semana publicamos un mapa originario de Livorno, obra de Violante Vanni y Giuseppe Pazzi en 1763, que representa el urbanismo de Santo Domingo, acompañado de una leyenda que identifica 18 sitios principales de la ciudad. Se indica la muralla que rodeaba la urbe, al igual que el Fuerte San Jerónimo y caminos que conectaban con Santiago, Azua o Higüey.

Mediateca, MC-01-0042.

Vicente Pimentel estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Santo Domingo, República Dominicana, entre 1963 y 1968. Posteriormente fue profesor desde 1969 hasta 1971. En 1972 inició estudios en la Ecole d’Art et Archicture de Marsella, Francia y en 1974 retornó a Santo Domingo, época en que laboró como profesor de la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, y retomó la enseñanza en la Escuela Nacional de Bellas Artes.

En 1976 se radica definitivamente en París, Francia, donde reside y trabaja actualmente, en pleno desarrollado de una intensa y fructífera carrera artística.

Desde sus primeras obras, V. Pimentel ha dedicado un lugar prominente al dibujo en su ejercicio plástico, hasta conseguir la excelencia artística en esa práctica. Sus preocupaciones conceptuales se han dirigido a “universalizar todas las vivencias dominicanas, a través de su arte”, cita el libro Colección Eduardo León Jimenes de Artes Visuales: Estructura, Contenido, Proyección, Trascendencia.

El dibujo La fuga, en el que aparecen las imágenes de una mujer y un niño en el centro de la composición, es de carácter monocromático. Las figuras aparecen delineadas con el singular trazo de Pimentel. En la escena representada se percibe al niño en el momento que trata de soltarse de la mano materna. Casi toda su producción de dibujos de ese entonces se caracteriza por ser monocroma y porque sus personajes aparecen definidos por manchas de color y líneas onduladas y nerviosas. 

De acuerdo a lo citado por el artista y crítico Danilo De Los Santos, V. Pimentel "comienza a tener el reconocimiento por sus cualidades de dibujante a partir de este concurso, (II Concurso de Arte Eduardo León Jimenes), en el que aporta un buen trabajo titulado La fuga, de violentas contorsiones de la línea y de una simple sugerencia de los rasgos humanos vistos como angustias y tormentos". 

Pimentel es un artista que produce una obra repleta de referentes subjetivos y poéticos, que establece una búsqueda constante en la relación figura-signo en sus dibujos. De ahí que esta pieza, de una precisión y delicadeza de dibujo conmovedora, refleja su interés por establecer las relaciones conceptuales entre la imagen y su poética de titulación.

V. Pimentel ha sido un asiduo participante en los Concursos de Arte Eduardo León Jimenes, en los que ha obtenido premios, como el caso de los certámenes: II en 1966, IV llevado a cabo en 1968, V en 1969 y VI que fue realizado en 1970. También ha participado en un sinnúmero de exposiciones individuales y colectivas en el ámbito internacional, con notables y reiterados éxitos.

Otros datos sobre el artista y su obra: 

Sobre Vicente Pimentel, Danilo De Los Santos prosigue: “En efecto, ubicado en Francia, en donde recodifica su pulso expresionista, paulatinamente llega a un notable discurso en el cual la abstracción no excluye el fuerte vigor de un movimiento diestro, conduciéndose hacia el estado de la interioridad”.

Estimado por su capacidad y dotación creativa, Marcio Veloz Maggiolo escribe: “Cuando Vicente Pimentel mostró ser un pintor de calidad enorme, nuestra María Ugarte le hizo en el Caribe un reportaje alentador”. El taller estaba en el patio de su casa, en donde todavía tiene parte de sus obras dominicanas y viven algunos familiares. Siendo un pintor figurativo, Vicente Pimentel ha triunfado en Europa debido a las nuevas expresiones de su pintura, en la que el mundo interior del artista se refleja en colores y formas, que lindan con un territorio que pudiéramos considerar esotérico. 

Fabrica sus propios colores y el uso de la tierra como materia prima, recogida en los más diversos lugares, caracteriza una pintura en donde la opacidad puede ser luminosa. Sus primeras obras en Santo Domingo revelan a un notable dibujante pero sus obras francesas revelan espacios y tiempos que se mueven dentro del lienzo. Cientos de dibujos, telas de tamaños heróicos concentran una obra tan impresionante como poco conocida por los dominicanos. Cada huella de sus pictogramas conserva un residuo de carisma prehistórico. 

Los lienzos y papeles tienen una especie de sabor geológico porque acercan al admirador a un universo profundamente térreo, en el que existen interesantes estratos cargados de sueños. Sin duda en la obra de Vicente Pimentel se revelan los espacios de la infancia. Su serie de trazos gruesos, con apenas dos o tres coloraciones que se aúnan, producen un movimiento formal que oscila entre cromatismos que son propios y únicos de su paleta.

Veloz Maggiolo considera a Pimentel un "maestro de los espacios, un telúrico, porque la tierra es su materia prima; ha podido hacer con lo terrenal un espacio que supera lo europeo. Para nosotros no es un pintor europeo, su obra manifiesta un sabor tropical que revela un alma quemada por los soles del Caribe. La obra de Pimentel debe enorgullecernos. Es el único dominicano en el Museo de Arte Moderno de París (…)". Vicente Pimentel es parte de un grupo de dominicanos que han puesto en alto la plástica nacional. 

V. Pimentel asume una larga ausencia del país nativo, la cual sobrepasa los veinte años, incluso sin exponer. No obstante, las informaciones sobre sus logros y trayectoria fluyen de sus contactos permanentes con María Ugarte o vía los críticos que le contactan en su taller parisino, que están al tanto de sus exposiciones internacionales como ocurre con Delia Blanco, amiga y comentadora de los asuntos del artista. Refiriéndose al mismo, ella anota que su plástica evoca "un reino de antropología pictural", ya que sus obras sugieren todas las señales y los enigmas encontrados en las grutas de Altamira, de Poncevaux, del Perche. Pero aquí no se queda la sugerencia de Pimentel: La abstracción expresionista que abarca, arrastra un lenguaje poético, indisociable del mismo lenguaje pictural, cumbre de las elevadas sensaciones envueltas en el asombro. Pimentel está ocupando hoy día un espacio muy personal dentro de la pintura abstracta y es que justamente en su obra, lo abstracto no significa la nada porque contiene una fuerza expresionista sin límite. 

Vicente Pimentel es un pintor de lo espiritual o interiorizado, en cuanto busca y consigue mostrar como el pensamiento entra en el interior de la tierra precisamente procesando esa materia. Elemento y conjugación permiten que su obra sea caracterizada con una pintura tachista con trayectoria informalista, basada en las emociones de sus vivencias personales. Esta es la opinión de Gía Caro, quien agrega que es una obra llena de sensibilidad y emoción, llevada hasta un punto de abstracción característica. También expresa un idioma personal con la tierra su material o medio preferido. Muchas veces su pintura es una documentación de su estancia en algún lugar, como en el caso de "Memoria de Tolblac" y también "Memoria de Detroit", series trabajadas en diferentes años, incluso sin exponer.

Las informaciones presentadas en esta ficha fueron extraídas del libro Colección Eduardo León Jimenes: Estructura, Contenido, Proyección, Trascendencia.

Las citas directas utilizadas están integradas en la obra Memoria de la pintura dominicana (Tomo 5, Capítulo 4. Pág. 246 y Tomo 8. Capítulo 4. Pág. 420) de Danilo De Los Santos. 

Reset