El Centro León realizó panel con destacados profesionales del cine dominicano

Profesionales de diversas áreas se reunieron para comentar sobre el cine nacional y sus perspectivas futuras. 

Desde la perspectiva de distintos profesionales dominicanos que participan en llevar historias a la pantalla grande, se realizó un encuentro en donde amantes del cine conversaron sobre el presente y el futuro del cine criollo.

Con la experiencia de Alfonso Rodríguez como realizador, Marlon Soto, en representación de la Dirección General de Cine, Manuel Corripio desde su visión como productor y Frank Perozo desde el punto de vista de los actores.

Durante la actividad los panelistas destacaron el cine como arte y medio de expresión, que en estos últimos años ha tenido un gran crecimiento con la producción de una cantidad considerable de filmes, colocándonos en el mapa del cine latinoamericano.

Luis Felipe Rodríguez Gerente de Animación Sociocultural del Centro León dio las palabras de bienvenida y la moderación estuvo a cargo de José D’Laura facilitador que encabeza los ciclos de cines realizados en la entidad cultural.

Alfonso Rodríguez, reconocido actor y productor de cine dominicano, explicó como la comedia es uno de los géneros que más motiva a la gente asistir al cine en nuestro país. Un ejemplo de esto es que La soga, un drama, vendió 126,000 taquilla y Lotoman, comedia, vendió la misma cantidad en 4 días, “aunque los críticos estén en contra de esto, creo que el aporte de este género al crecimiento del cine en el país será reconocido luego en la historia del cine dominicano”, dijo.

También tuvo una participación muy importante Frank Perozo quien importantizó el papel del actor como “una profesión más que un oficio” y entiende que en nuestro país se está abriendo una plataforma para que los actores puedan desarrollarse, aunque no existan escuelas de actuación que impartan esto como una carrera. En ese sentido, destacó como en algunos países, entre ellos Estados Unidos, el arte dramático es una carrera que dura 4 años. 

Por su parte, Manuel Corripio hizo un recuento de cómo incursionó en la industria cinematográfica, “de forma inesperada, de la mano mi amigo entrañable Ángel Muñiz”. Al mismo tiempo hizo énfasis en el concepto de industria que acompaña al cine y aseguró que es un arte caro, difícil y de altos riesgos, por lo que estimuló a los participantes a realizar proyectos sostenibles y de calidad.

Para finalizar, Marlon Soto explicó en qué consiste la ley de cine que se aprobó en julio del pasado año, así como los incentivos que tendrá para actores, realizadores, e inversionistas.

María Amalia León, Directora de la Fundación Eduardo León Jimenes, estuvo presente en la actividad y agradeció el apoyo de todos los asistentes.

En esta jornada realizada en el Auditorio del Centro León se trataron aspectos de estética en la imagen, sonido, cinematografía, cine independiente, el valor de contenido, y muchos otros apartados interesantes del cine dominicano.

“La meta principal es difundir el cine de calidad” agregó uno de los asistentes durante su intervención en la sesión de preguntas, concluyendo todo lo expuesto por personas que trabajan día a día en la producción del cine en el país.