Jurado del XXIII Concurso de Arte Eduardo León Jimenes dialoga con el público

Los artistas galardonados dialogan sobre sus procesos de creación, las obras que presentaron al Concurso y reflexionan sobre los trayectos que recorrieron para su participación en este certamen. 

Como es norma en las ediciones más recientes de los Concursos de Arte Eduardo León Jimenes, los miembros del Jurado sostuvieron un encuentro con los artistas, donde se analizaron temas relevantes de las prácticas artísticas contemporáneas. 


Los especialistas de reconocida trayectoria: Gabriel Pérez-Barreiro, crítico de arte y Director General de la Colección Patricia Phelps de Cisneros con asiento en Nueva York; Rosina Cazali, crítica y curadora independiente con especialización en arte contemporáneo de Guatemala; y Jorge Pineda, artista dominicano, merecedor de numerosas distinciones a lo largo de su carrera, dialogaron acerca de los criterios que utilizaron para seleccionar las obras ganadoras. 

En el encuentro Rosina Cazali destacó la importancia de realizar una aproximación de lo que se produce y de la presentación formal del artista. Para Rosina fue interesante descubrir que en el panorama de las artes dominicanas se está revaluando la tradición pictórica por la cantidad de trabajos presentados en esa área. No obstante, estas creaciones mostraron discursos actualizados. 

Asimismo, planteó que como curadores se comprometen a indagar más sobre los dossiers que presentan los artistas con miras de tener un panorama amplio de esos trabajos y que el resultado final sea lo más objetivo posible. 

Por su parte, Jorge Pineda conversó sobre la etapa de seguimiento luego de escoger los dossiers participantes y el difícil rol de distanciarse de la obra y los artistas. En ese sentido, manifestó que “el curador no le dice al artista como hacer su obra, sino que lo reta, a través de preguntas, de cuestionamientos, para que el artista se cuestione sobre su obra, reflexione y entonces crezca con ella”, dijo. 

Asimismo, sostuvo que el tipo de comunicación que se establece es de dos profesionales, se podría decir que “son lugares de enfrentamientos amistosos”. El cuidado está en que ninguna de las partes confunda las cosas y utilizar sentido común para no sobrepasar los límites.

Gabriel Pérez Barreiro dialogó sobre los criterios utilizados para la selección final de las piezas a premiar. Según el especialista, uno de los principales aspectos que se evalúa es la función comunicativa de la obra. 

Para Pérez Barreiro en este nuevo formato todos los seleccionados son premiados, pues los 10 escogidos para desarrollar sus dossiers recibieron financiamiento a su obra, seguimiento curatorial, un catálogo más selecto que presenta de forma abarcadora el proceso creativo de su obra y que puede ser utilizado como muestra de sus trabajos. 

Al finalizar la actividad, Rafael Emilio Yunén, Director General del Centro León hizo referencia a los resultados obtenidos con el nuevo formato del Concurso de Arte Eduardo León Jimenes que considera ofreció las suficientes herramientas. En ese sentido expresó que el programa de formación fue más incluyente, abarcó más temas y un mayor número de participantes.

La labor del Grupo León Jimenes también fue destacada por Yunén “el Grupo no tiene una conducta empresarial común, lo que nos permite este tipo de oportunidades, pues no es un auspiciador pasivo, ya que nos exigió un proceso de evaluación e investigación que produjo estos cambios”, expresó. 

Obras premiadas en XXIII Concurso de Arte Eduardo León Jimenes

La noche anterior el jurado entregó tres premios igualitarios de 500,000 pesos a los artistas Johnny Bonnelly por su obra Helicopcity, Mónica Ferreras por Mirándote espero a que me lleves II y Natalia Ortega por La cápsula.

A su vez, otorgó dos reconocimientos especiales en coordinación con entidades aliadas al concurso: Premio Colección Patricia Phelps de Cisneros a David Pérez (Karmadavis) consistente en una residencia de Artista en la ciudad de México y una beca al Talento Joven en Francia para el artista Gustavo Peña con los auspicios de la Embajada de Francia y Culturesfrance.

Una obra meritoria no premiada pero que recibió una mención del jurado fue Guardarropía, de la artista Raquel Paiewonsky.

Acerca del Concurso de Arte Eduardo León Jimenes 

El Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, cumplió 45 años en la promoción de las artes visuales dominicanas. Durante ese período, el Grupo León Jimenes ha mantenido esta tradición, desarrollando los valores culturales de la nación y conformando una invaluable colección de arte dominicano. El concurso, es hoy en día la iniciativa privada de este género más consistente de la República Dominicana y una de las más importantes en América Latina. 

En su vigésima tercera versión, este concurso pretende estimular las expresiones y prácticas artísticas contemporáneas, potenciar el rol del arte como articulador de relaciones sociales y fomentar el arte como herramienta del pensamiento crítico en los artistas y sus públicos.