Caballero de la Memoria y del Presente de Santiago

El auditorio del Centro León sirvió de escenario para rendir tributo a la memoria de Don Román Franco Fondeur, quien dirigió por más de tres décadas el Archivo Histórico de Santiago.

Con motivo del cincuentenario del Archivo Histórico de Santiago, el Centro León realizó unEncuentro con la Memoria dedicado a Don Román Franco Fondeur, donde amigos y discípulos dialogaron sobre los aspectos humanos y profesionales de este destacado intelectual dominicano y consagrado historiador santiaguero. 

Durante la actividad el Dr. Salomón Jorge, Rafael Emilio Yunén, Natalio Puras (Apeco) y Robert Espinal Luna compartieron anécdotas, vivencias y evocaciones, sobre este importante gestor dominicano. 

Para Rafael Emilio Yunén, Director General del Centro León, “Don Román desarrolló una responsabilidad social como ciudadano que lo fue convirtiendo en paladín de la opinión popular y defensor del espacio urbano de Santiago por medio de su labor en el Archivo Histórico y su presencia continua en la prensa diaria”. 

En el conversatorio se resaltó su vocación de comunicador social, que le permitió trabajar como periodista para diferentes diarios nacionales, especialmente para La Información, a través de su famosa columna “Minicosas de un Latidesorden”. 

El evento concluyó con una presentación audiovisual preparada por Natalio Puras (Apeco) como homenaje a su gran amigo. De manera que Don Román fue recordado no solo por sus contribuciones al Archivo, sino también por su personalidad afable y bondadosa, por haber sido amigo, esposo y padre ejemplar. 


Breve Reseña de Don Román Franco Fondeur 

Nació en Santiago de los Caballeros el 9 de febrero de 1920. Hijo de Ulises Franco Bidó y Otilia Fondeur. 

Durante la era de Trujillo estuvo en la lista de los desafectos del régimen, motivo por el cual tuvo que luchar mucho en defensa de sus principios. Estuvo en contacto con varios movimientos clandestinos, como los jóvenes panfleteros y los dirigentes del movimiento revolucionario 14 de Junio. 

En 1947 casó con Yolanda Balcácer Muñoz, procreando 5 hijos: Verónica Miguelina, Román Ulises, Federico Eduardo, César Agustín y Jeannette Otilia. 

En 1958 se une a Pedro Hungría en el proyecto de creación de lo que sería luego el Archivo Histórico de Santiago. Éste fue inaugurado el 13 de agosto de ese año, pero abrió sus puertas al público el 1 de enero de 1959. 

Fue dirigido inicialmente por ambos, pero al morir don Pedro el 14 de septiembre de 1959 don Román continuó con las riendas de la institución. 

En 1968 aparece su famosa columna Minicosas de un latidesorden, la que luego se conocería simplemente como Minicosas, publicada en el periódico santiagués La Información, firmándola primero por la Redacción, luego Erre Efe Efe y después con su nombre completo. Escribía también en la revista ¡Ahora!, El Caribe, Listín Diario, Hoy y El Nuevo Diario, donde firmaba casi siempre con seudónimos, como por ejemplo Conrad Lazard, Diego de Ocampo, Franco N. Amor (su nombre al revés). 

Por sus méritos en el ámbito intelectual e investigativo, en 1973 es nombrado miembro de número de la Academia Dominicana de la Historia y de la Academia Dominicana de Geografía. 

Falleció el 5 de octubre de 1989. 

Gloria Zacarías