Debates Urbanos. Agua y Cultura

ELa próxima edición del espacio que realizan el Centro León y el Centro de Estudios Urbanos y Regionales (CEUR-PUCMM) estará dedicado al Día Mundial del Agua.

En la actualidad, el 75 por ciento de la población de América Latina y el Caribe vive en zonas urbanas. Se calcula que a mediados del siglo XXI las más importantes ciudades de nuestra región habrán crecido a un ritmo. Hacer frente a las necesidades cada vez mayores en materia de servicios de abastecimiento de agua y saneamiento en esas urbes es uno de los asuntos más apremiantes a los que se enfrenta el nuevo milenio. Por ello el Centro León y el Centro de Estudios Urbanos y Regionales (CEUR-PUCMM) han escogido este tema para celebrar el Día Mundial del Agua en su espacio Debates Urbanos. Ciudades sedientas abordará el abastecimiento de agua y sus perspectivas para las próximas décadas en los enclaves urbanos dominicanos.

La UNESCO elige todos los años un tema particular que ilustre los múltiples aspectos relativos al agua para la celebración del Día Mundial cada 22 de marzo. Esta fecha se instauró, por una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993. Existen tantas maneras de considerar, utilizar y conmemorar el agua como tradiciones culturales hay alrededor del mundo. Sagrada, el agua se sitúa en el centro de numerosas religiones y se utiliza en diversos rituales y ceremonias. Durante siglos, el agua ha sido fuente de inspiración para los creadores, que la han representado de infinitas maneras a través de sus obras. El agua constituye también un factor esencial en diversos ámbitos científicos. Cada región del mundo tiene su particular forma de consagrar el agua, pero todas reconocen su valor y el lugar central que ocupa en la vida humana. Las tradiciones culturales y los valores sociales determinan la manera en que las poblaciones perciben y gestionan los recursos hídricos en las distintas regiones del mundo.

Todas las ciudades están construidas cerca del agua y su vida cotidiana se desarrolla y se configura en torno a ella. Todas se sacian, se bañan, laboran y juegan con el agua. Las economías están en gran parte basadas en la fuerza de su corriente y en el transporte a través de los caudales. El 80 por ciento del cuerpo humano está compuesto de agua y dos tercios de la superficie del planeta están cubiertos por ella. Sin el agua la existencia sería inconcebible, pero, según encuestas realizadas por la UNESCO las últimas décadas, la estima por el agua ha decaído en la ciudad contemporánea. Ya no es un elemento digno de veneración y protección, sino un producto de consumo que se ha descuidado enormemente. De ahí la importancia de que urbanistas, estudiantes universitarios, profesores y autoridades civiles aborden los temas más acuciantes del agua en las ciudades dominicanas en la próxima edición de Debates Urbanos. Una vez más el Centro León se convierte en un facilitador de actividades concretas que fomenten una conciencia pública a través de la producción y difusión de documentales y la organización de conferencias, conversatorios, tertulias y exposiciones relacionadas con la conservación y desarrollo del medio ambiente.

Camilo Venegas