Exposición. Adiós a QUE NO ME QUITEN LO PINTAO. Los códigos visuales del merengue

La exposición estuvo montada en el Centro León y posteriormente en el Museo Bellapart.

Por segunda vez se despide este miércoles 17 de agosto la exposición QUE NO ME QUITEN LO PINTAO. Los códigos visuales del merengue, una muestra que fue la primera en explorar la significativa influencia que ha ejercido, a lo largo de la historia, el merengue en las artes visuales dominicanas. Luego de haber sido expuesta del 6 de abril al 5 de junio de 2005 en la Sala de Exposiciones Temporales María Asensio de León del Centro León en Santiago, la muestra viajó al Museo Bellapart, en Santo Domingo, institución que la acogió desde el jueves 14 de julio, con el auspicio del Banco BHD y Coral by Hilton.

En esta despedida definitiva, se retira una exposición que reunió más de cuarenta pinturas, dibujos, esculturas, fotografías e instalaciones pertenecientes al Centro León y a una docena de colecciones importantes del país. La muestra incluyó obras de clásicos como Yoryi Morel, José Vela Zanetti, Jaime Colson, Dionisio Pichardo y Plutarco Andujar. La labor de los artistas contemporáneos estuvo representada por Raúl Recio, Quisqueya Henríquez, Polibio Díaz y Chiqui Mendoza, entre otros.

QUE NO ME QUITEN LO PINTAO. Los códigos visuales del merengue, fue una forma de apreciar además los signos que han descifrado decenas de artistas en el ritmo nacional de los dominicanos. El merengue se convirtió en otro lenguaje, con una iconografía aguda y persistente: desde las escenas rurales de festividades donde coexisten la enramada, el puerco en puya, el baile –frenético o acompasado–, pasando por la representación del músico como paradigma del pueblo, hasta la reivindicación de espacios y figuras icónicas del merengue como muestra de un estado de cosas, de una interpretación individualizada de situaciones y momentos históricos.

Luego de varias actividades, la apertura de esta muestra marcó el inicio del programa del I Congreso Internacional Música, Identidad y Cultura en el Caribe (MIC), dedicado al tema “El merengue en la cultura dominicana y del Caribe”, cuya primera edición se celebró en Santiago de los Caballeros entre el 8 y el 10 de abril de 2005. Con el objetivo de complementar y ampliar los trabajos del Congreso MIC, se realizó esta exposición de artes visuales dedicada a la música que identifica a la dominicanidad. Todo esto como parte de las intensas jornadas iniciadas sobre el ritmo caribeño, que en 2004 cumplió 150 años en los oídos y los pies de los dominicanos.

La exposición QUE NO ME QUITEN LO PINTAO. Los códigos visuales del merengue incluyó durante ambas versiones un programa paralelo de actividades de animación sociocultural que estuvo dedicado a todos los públicos.

MET