Concierto. Jazz cubano para la noche del Cibao

Ernán López-Nussa, Enrique Pla y Yandi Martínez ofrecieron un concierto que ninguno de los asistentes al Patio Caribeño podrá olvidar.

El jazz cubano colmó la noche del Cibao en el Patio Caribeño del Centro León. Ernán López-Nussa, Enrique Pla y Yandi Martínez conformaron un trío que superó con creces las expectativas del numeroso público que acudió a la cita. “Ernán López-Nussa –señaló Rafael Emilio Yunén, director del Centro León antes de que comenzara el concierto–, que también ha estado muy ligado a la obra discográfica de Silvio, se convirtió, desde muy joven, en uno de los pianistas más importante de su país, lo cual no es nada fácil si piensa en que le tocó recibir la herencia de Lilí Martínez Griñán, Ernesto Lecuona, Peruchín, Frank Emilio Flyn y el propio Chucho Valdés. Ernán, junto a Gonzalo Rubalcaba y Michel Camilo, conforman una de las expresiones más acabadas de lo que han sido capaz de hacer jóvenes jazzistas caribeños fusionando sonoridades y herencias culturales”. La ejecución del baterista Enrique Pla, fundador de Irakere y una leyenda viva del jazz cubano, provocó varias ovaciones. “Disfrutar de un Enrique Pla inmerso en su más plena madurez, es un privilegio –declaró el músico Jochy Sánchez al finalizar el concierto–. Ernán ha conformado un trío muy preciso, donde cada quien hace lo que tiene que hacer con toda la precisión que el proyecto requiere”. Enrique Plá nació en Las Villas y apenas era un adolescente cuando su padre lo tuvo que llevar a La Habana para comprarle una batería. Desde entonces no se ha vuelto a separar de ese instrumento, desde el cual ha sido testigo de excepción de la aventura de Irakere, un grupo donde coincidieron también otros virtuosos como Chucho Valdés, Arturo Sandoval y Paquito D’Rivera. Nunca olvidaremos los que seguimos muy de cerca la música cubana, su intervención en el “Concierto andino”, la suite con la que comienza aquel memorable concierto de Silvio Rodríguez en Santiago de Chile. El jovencísimo bajista Yandi Martínez, con apenas 21 años, no decepcionó a los maestros que habían depositado su confianza en él y le creían capaz de asumir el reto de acompañarles. Martínez es el resultado de toda una herencia musical que ha dado figuras universales como Cachao López (un renovador del instrumento y creador del danzón “Mambo”, fundamental en la gestación de la salsa. Yandy actualmente es parte del grupo Klimax (uno de los que más ha revolucionado, gracias a su director, Girardo Piloto, la llamada timba cubana) y se unió al trío de Lopez-Nussa especialmente para la presentación en Santiago.

“Nosotros tocamos lo que ocurre a nuestro alrededor y desde adentro –dijo Ernán en una entrevista que se publicó en la prensa dominicana a propósito del concierto en el Centro León–, que es también una crónica sonora teniendo en cuenta las particularidades de cada quien. Luego se proyecta desde nuestra nacionalidad al mundo”. La noche del viernes le dio la razón. El aplauso no permitió que los músicos se fueran si volver a tocar eso que nos hace caribeños, únicos.

CV