Apertura de exposición en Santo Domingo. QUE NO ME QUITEN LO PINTAO. Los códigos visuales del merengue llega al Museo Bellapart

La exposición del Centro León dedicada al merengue, anda por Santo Domingo recogiendo similar éxito al que logró en su primera estancia en la Sala de Exposiciones Temporales María Asensio de León.

Ya los amantes del arte en Santo Domingo disfrutan de la muestra colectiva dedicada al merengue QUE NO ME QUITEN LO PINTAO. Los códigos visuales del merengue, que después de exhibirse con notable éxito en la sala de exposiciones temporales del Centro Cultural Eduardo León Jimenes, esta exposición llega a las salas del Museo Bellapart, en Santo Domingo, gracias una labor conjunta entre el Centro León, el Banco BHD y la cadena de hoteles Coral Hilton.

Y para acoger esta colectiva, que hace un gran recorrido por todos los rincones y momentos de la plástica dominicana que intentaron descifrar los símbolos de la música que mejor ha definido al dominicano por más de un siglo y medio, el Museo Bellapart ha dispuesto y preparado su espacio –que regularmente exhibe la propia colección de la institución– para acoger esta fiesta visual donde se inmiscuyen varias generaciones de artistas del país. Un montaje excelente, coordinado por ambas instituciones culturales, vuelve a dar la presencia de esta exposición cuya museografía, en sí misma, es una pieza de arte.

Paralelamente a la muestra, el Centro León ha preparado un paquete de actividades para dar la sazón teórica y explicativa a este conjunto de arte, que implica, además del referido homenaje, un viaje por la historia del arte criollo, en cuanto a que aglutina trabajos de pilares de la pintura criolla y que ayuda, además, a ver el desarrollo del arte este país.

Así que, desde ya comienza esta agenda que incluye sendas visitas guiadas por los espacios del montaje y un encuentro con expertos en la música vernácula. Este viernes 15 comienza esta serie de encuentros con una visita que encabezará Paula Gómez, la directora del Museo Bellapart. Esto será a las 3 de la tarde.

Está programado para el vienes 22 (a las 3 de la tarde) que el museógrafo del Centro León, Pedro José Vega, de otra visita. Vega, responsable del montaje de la muestra –tanto en Bellapart como en el Centro León–, pretende explicar los métodos empleados para la gestión de este proyecto expositivo y otros puntos de vistas sobre el montaje de la muestra.

Y para cerrar con esa agenda de actividades paralelas a QUE NO ME QUITEN LO PINTAO. Los códigos visuales del merengue, el Centro León presenta en Bellapart el panel 150 años de merengue: una identidad que se lleva con los pies. En la mesa se sentarán Johnny Ventura, Rafael Chaljub Mejía y Darío Tejeda, quienes debatirán acerca de la aparición, evolución y perspectivas de este ritmo, apropósito de la conmemoración de un siglo y medio de existencia. Esto será el jueves 28, a las 6 de la tarde, en el Museo Bellapart.

QUE NO ME QUITEN LO PINTAO. Los códigos visuales del merengue es la primera exposición en explorar la significativa influencia que ha ejercido, a lo largo de la historia, el merengue en las artes visuales dominicanas. El merengue se convierte entonces en otro lenguaje, en una iconografía aguda y persistente: desde las escenas rurales de festividades donde coexisten la enramada, el puerco en puya, el baile –frenético o acompasado–, pasando por la representación del músico como paradigma del pueblo, hasta la reivindicación de espacios y figuras icónicas del merengue como muestra de un estado de cosas, de una interpretación individualizada de situaciones y momentos históricos.

Está compuesta por más de cuarenta pinturas, dibujos, esculturas, fotografías e instalaciones pertenecientes al Centro Cultural Eduardo León Jimenes y a una docena de colecciones importantes del país. La muestra reúne obras de clásicos como Yoryi Morel, José Vela Zanetti, Jaime Colson, Dionisio Pichardo y Plutarco Andujar. La labor de los artistas contemporáneos estará representada por Raúl Recio, Quisqueya Henríquez, Polibio Díaz y Chiqui Mendoza, entre otros.

La exposición se presentará en esta institución por un período de seis semanas, desde el 14 de julio al 17 de agosto de 2005.

MP