Imprimir esta página

La celebración francesa Fiesta de la Música llega al Centro León

Vivo cafe Fiesta de la Musica

Diversos grupos musicales dominicanos y extranjeros participaron en la convocatoria realizada por la Alianza Francesa de Santiago y el Centro León.

Cada año desde 1982, Francia celebra la Fiesta de la Música, una convocatoria nacional que permite a músicos profesionales y no profesionales tocar en cualquier lugar del país galo.

Esta celebración, ubicada tradicionalmente el 21 de junio para la llegada del verano, llegó nueva vez al Centro León en coordinación con la Alianza Francesa de Santiago, quienes han mantenido esta velada musical por 16 años.

Las presentaciones musicales iniciaron con la Banda Municipal de Música de Santiago en la explanada del edificio La Aurora, con temas populares y merengues.

La tarima abierta tuvo participaciones especiales. El Cuarteto de Cuerdas del Cibao, integrado por Marcos Herrera (viola), Ruth Herrera (violín), Manuel Belliard (cello) y Nicole Polozhaev (violín), trajo tonadas clásicas y contemporáneas como Divertimento K136 de Mozart y Yesterday.

A seguidas, Edwards Gruta, interpretó tres temas de su autoría con su guitarra eléctrica: Un mensaje de paz, Vida moribunda y Dentro de ti. La agrupación Palma e’ Coco, emocionó al público con baladas pop de diversos autores latinos.

El ruso Denis Beliakov, saxofón en mano, también se  apoyó en un repertorio conocido, incluyendo My way y La vie en rose.

Para el cierre, la banda francesa Au P’tit Bonheur. Jamel Laroussi, Lionel Maulus y David Maulus trajeron su mezcla de sonidos alegres que muestran la variedad de influencias que nutren la canción francesa. Con el tema Ouvre-moi ta porte (ábreme tu puerta) iniciaron su participación.

Fiesta de la música

Además de ofrecer una ventana sobre la creación francófona contemporánea, la Fiesta de la Música se propone como un espacio para la emergencia de jóvenes músicos locales y la promoción de la diversidad cultural.

La Alianza Francesa, que celebra en esta ocasión sus 50 años en la ciudad de Santiago, reafirma su compromiso en participar, desde la francofonía en la vida cultural local.