Arquitectura vernácula: origen y evolución en RD

Sigue el ciclo de conferencias coordinadas entre el Centro León y el Centro de Estudios Caribeños de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra. 


El miércoles 14 de abril, el Centro León ofreció la conferencia El origen y la evolución de la arquitectura vernácula en la República Dominicana, dictada por el doctor Esteban Prieto Vicioso, en coordinación con el Centro de Estudios Caribeños de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra.

El arquitecto y docente universitario tomó como punto de partida la llegada de los europeos al archipiélago caribeño y los hallazgos que realizan los viajeros en la cultura taína sobre sus construcciones: bohíos, caneyes, botes, entre otros, que aparecen en publicaciones de Gonzalo Fernández de Oviedo, entre otros autores. Y cómo esta arquitectura aborigen es la base de la arquitectura vernácula en República Dominicana.

«Nuestra arquitectura vernácula es herencia aborigen, con transformaciones hechas más por el europeo, que lo que pudo haber aportado el africano», expresó Prieto al comentar la documentación y dibujos que se tienen desde los siglos XVI y XVII. Como ejemplo, citó que las casas de bajareque, mal llamadas de tejamanil, son mencionadas en los relatos de Alonso de Ojeda de 1943 como una característica de las casas de los caciques y nobles.

Como uno de los aportes de los españoles, el investigador señaló la adopción de la tabla de palma y el techo de cana en sus propias construcciones, lo que perdura hasta hoy. El especialista comparó las similitudes entre el chozo andaluz y el bohío dominicano.

Hizo mención también, de la contribución del proyecto Nexus 1492 de la Universidad de Leiden (Holanda), en la investigación de estas construcciones originarias en el Caribe, en el cual el Centro León ha colaborado.

En la conferencia se mostraron las tipologías de paredes en las viviendas vernáculas: horcones o «palos parados», bajareque, tablas de palma real y costaneras. Por igual, los techos: yagua, cana y tejamanil (tejas de barro, diferente al bajareque).

La actividad contó con una significativa audiencia virtual, compuesta por estudiantes, docentes y y profesionales de la arquitectura, que llegó a superar las 500 personas en las redes sociales y canal de YouTube del Centro León.

Esta actividad se realizó en coordinación con el Centro de Estudios Caribeños de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra. El programa Centro León en casa propone actividades virtuales que pueden encontrarse en el canal de YouTube del Centro León. Para conocer más información de los próximos encuentros, puede encontrarnos en las redes sociales como @centroleonrd.