Imprimir esta página

Programa Ciudad Reciclada cierra 2013 exitosamente

Programa Ciudad Reciclada cierra 2013 exitosamente

Ciudad reciclada: ciudad educada

La intervención educativa y reflexiva de este programa deja huellas más allá de los murales confeccionados: docentes y estudiantes, comunidades que transforman sus hábitos y su visión sobre de manejo de basura y consumo responsable con el ambiente.

Los murales que resultan de cada versión pueden en verse en las verjas perimetrales de los centros educativos participantes. Cada uno es apenas la huella tangible de un proceso complejo de modificación de hábitos y actitudes, que vincula medioambiente con arte, a través de talleres y actividades que estimulan las capacidades y conocimientos tanto de los estudiantes como de los docentes y el personal que labora en cada centro educativo.

Entre 2009 y 2013, 390 estudiantes en 13 escuelas y colegios de Santiago y Santo Domingo, han trabajado en el programa Ciudad Reciclada que desarrolla el Centro León. A través de ellos, miles de adolescentes y jóvenes en estas comunidades educativas y geográficas han sido impactados por la iniciativa que pretende favorecer la creación de conciencia en las nuevas generaciones respecto al problema de la acumulación de desechos sólidos en las grandes ciudades.

En cada etapa del programa se integran diversos actores, además de las comunidades intervenidas, tales como artistas, patrocinadores y otras entidades sensibles al tema que suman fuerzas al proyecto del Centro León cuyas premisas abarcan sus grandes ejes temáticos: identidad, creatividad y habitabilidad. Como lo define María Luisa Estrella, Asistente Técnico de Educación de la institución, “Ciudad Reciclada es un programa educativo dinámico, creativo, democrático. Sensible a la humanidad y al entorno, donde los protagonistas son los niños y jóvenes.”

La huella educativa de Ciudad Reciclada

“Yo aprendí sobre el medio ambiente y de las tres R”. Lo dice Braulio Bencosme, cuando se le pregunta sobre lo aprendido durante Ciudad Reciclada. Cursa el sexto grado en la Escuela Pontezuela Debajo de Santiago, sede de la última versión del programa. Esta huella educativa es la intención de las nuevas versiones del programa, como lo expone Renata Lordello, vicepresidente ejecutiva de la Fundación Héroes del Medio Ambiente (HMA): “La propuesta es profundizar en la sensibilización ambiental de las y los alumnos, específicamente la problemática de la huella humana y el cambio climático desde el punto de vista global hasta la visualización de sus consecuencias locales, a través del método de las 3 R (reducción, reutilización y reciclaje)”. La efectividad de Ciudad Reciclada en lograr este cambio se fundamenta en que el proceso educativo no sigue los patrones formales: se educa desde la práctica. Esto porque, como explica Lordello, “resulta difícil modificar los hábitos de manejo de la basura desde el paradigma de la educación entendida como discurso y no como acción: “aprender-haciendo”.

Vinculación arte-medioambiente

¿Es posible vincular el arte y el medioambiente?

Sí. Ciudad Reciclada demuestra que ambos temas, al contrario de reñir, pueden llevarse mejor de lo previsto. “Una vez que los participantes se sensibilizan acerca de que, por ejemplo, una botella plástica tarda 600 años en descomponerse, que una funda de supermercado tarda 30, que un vasito del colmado tarda 8 años... ellos mismos quieren saber cuáles son las cosas que se podría hacer para reducir, reutilizar y reciclar.” Así lo señala Lordello. De hecho, uno de los objetivos del programa Ciudad Reciclada busca que los participantes aprendan a “ver” la basura y cómo manejarla adecuadamente, creativa y artísticamente. De igual modo, la realización del mural artístico, sirve a un triple propósito: poner en práctica esa nueva mirada sobre la basura y sus posibilidades artísticas, empoderar a los participantes en el mejoramiento de su entorno educativo y transmitir el mensaje del reciclaje a la sociedad mediante el mural. 

La especialista cita la intervención de artistas en los talleres de creatividad y la realización del mural, como parte de las estrategias para que la vinculación arte-medio ambiente sea exitosa. También cita la capacitación sobre ambos temas, diálogo y lluvia de ideas entre artistas y estudiantes, bocetos artísticos y el trabajo en equipo orientado por los artistas y docentes.

Trabajo en colectivo

Ciudad Reciclada es posible gracias a la integración de entidades interesadas en reducir el impacto de la basura en las ciudades y de generar un cambio de actitud en los ciudadanos respecto al tema. En las últimas dos versiones, Centro León ha contado con la colaboración de la Fundación Héroes del Medio Ambiente, de los artistas de Colectivo 5 y el patrocinio de Phillip Morris.

Medios