Pintor perteneciente a la generación de 1930, realizó sus estudios artísticos y formales en Santiago de los Caballeros, donde se formó como maestro, dibujante y pintor. En las dos últimas especialidades recibió instrucciones de Juan Bautista Gómez, en su Academia de Dibujo y Pintura establecida en Santiago desde 1920. Junto con Bautista y Yoryi Morel, Izquierdo es considerado uno de los principales exponentes de la Escuela de Santiago. Este artista desarrolló una temática vinculada profundamente a la región y a sus tradiciones, herencias y costumbres, en un intento de documentarlas y legarlas a generaciones posteriores. En otro orden, cultivó el retrato. Desde su fundación y durante largos años, fue profesor de dibujo y pintura en la Escuela de Bellas Artes municipal, en la que formó a múltiples artistas de la provincia. Además de insigne educador y pintor de larga carrera, Izquierdo se distinguió por su labor comunitaria en su ciudad natal.

Naturaleza floral se inscribe en el género bodegón o naturaleza muerta, de gran tradición para la historia del arte. La pintura presenta un conjunto de flores rosadas, blancas y rojas sobre un fondo marrón. Esta es una pieza singular dentro de la producción de Izquierdo, cuyas temáticas más frecuentes se concentran en destacar el hábitat y las tradiciones citadinas y rurales. Al contrario de la mayor parte de su obra, que refleja un enfoque abierto, directo y racional sobre espacios y personajes locales, esta pieza muestra una mirada íntima y delicada a un segmento de realidad.

El Centro León presentó este martes 11 de mayo el conversatorio Recordando a Federico Izquierdo, en homenaje al artista recientemente fallecido. La actividad, que contó con la conducción de los reconocidos críticos de arte Myrna Guerrero y Danilo De los Santos, se desarrolló en el auditorio del Centro León.

Publicado en Noticias