Obra de tono rememorativo expresado en la vestimenta femenina y el deslumbrante color de la escena. A la izquierda se observan unos músicos típicos en movimiento a la par del grupo de danzantes que tienen como eje principal a una idílica pareja cuyas proporciones parecen tocar el techo de la enramada. Este vaivén de los danzantes permite apreciar un paisaje con montañas, caminos, casas, palmeras y arbustos. La obra ofrece las deformaciones proporcionales que caracterizan el estilo del artista así como la interpretación anecdótica y documental.

Nota complementaria:
Federico Izquierdo (Monción, 1904 - Santiago de los caballeros, 2004)
Realizó sus estudios artísticos, en Santiago de los Caballeros, formándose como docente, dibujante y pintor. En las últimas dos especialidades recibió orientaciones de Juan Bautista Gómez. Es considerado como uno de los principales exponentes de la Escuela de Santiago. Fue maestro de dibujo y pintura en la Academia de Santiago desde su fundación. Participó en diversas exposiciones nacionales e internacionales. Mereció un premio en la Bienal de París celebrada de 1920. La mayoría de sus obras se conservan en la pinacoteca nacional y en colecciones privadas. Además de insigne educador y pintor connotado, Izquierdo se distinguió por su labor comunitaria en la ciudad de Santiago. Participó en muchos programas de promoción cultural como fueron las diferentes comisiones organizativas del carnaval y en la planificación el ornato de la ciudad de Santiago. Fue condecorado por el Estado Dominicano con la Orden de Duarte, Sánchez y Mella.

Paisaje en el cual domina un amplio cielo con nubes y en primer plano un paisaje con camino, árboles, casucha, pájaros y cercado. Un flamboyán y un caballo son elementos fundamentales de la escena.

Sobre el autor

El maestro José Cestero fue seleccionado a unanimidad por los 11 miembros del jurado como Premio Nacional de Artes Visuales 2015.

Cestero, quien admite que aún anda siempre con su libreta de dibujo, su compañera durante muchos años, comentó sobre el galardón:

“Creo que era merecedor de este premio, ya que estoy incursionando desde el año 1950 en las artes plásticas; empecé a la edad de 14 años y hasta el día de hoy no me he parado”.

“Para mí es todo un honor que me hayan elegido para este gran premio, me siento como si fuera la primera vez que recibo un reconocimiento’’, expresó.

La muestra de trabajos permanece hasta el 18 de diciembre en el Taller Creativo del Centro León.

Publicado en Noticias 2015

El artista se ha marchado. Tras él, queda un legado inmenso y trascendente en la cultura nacional.

Publicado en Noticias 2015

Luis Félix Gontier (Burdeos, Francia, 1941) es un artista dominicano ampliamente reconocido por su trabajo pictórico, así como en el área del grabado y la serigrafía. Alumno y seguidor de Paul Giudicelli, en sus inicios trasladó el sentido abstracto de la organicidad a sus obras pictóricas.

Esta obra, Mujer grávida, es una pintura realizada en formato vertical, con tonos en amarillo, marrón y rojo. La conjunción de formas orgánicas compone a simple vista una figura antropomorfa cuyas masas redondas -senos, vientre y piernas- evidencian un cuerpo femenino. Detrás de la figura, un cuadrante de líneas negras gruesas, centralizadas, divide el fondo que está matizado por tonos sepias y ocres.

Mujer grávida de L. F. Gontier fue con la obra con la que este autor participó en el II Concurso de Arte Eduardo León Jimenes en 1966, certamen en el que resultó premiada.

Hulda Guzmán nació en Santo Domingo en 1984. Trabaja fundamentalmente la pintura. Obtuvo una licenciatura en Artes Visuales en la Escuela Nacional de Artes Plásticas, en México entre 2004 y 2006 y realizó estudios de Bellas Artes e Ilustración en Altos de Chavón La Escuela de Diseño, en La Romana, República Dominicana, durante el período 2002-2004.

En 2009 ganó un Premio de Pintura en la 25ta Bienal Nacional de Artes Visuales, Museo de Arte Moderno, Santo Domingo, y en 2010 obtuvo el Premio del Público en el XXIII Concurso de Arte Eduardo León Jimenes del Centro León, Santiago de los Caballeros. Reside y trabaja en Santo Domingo, República Dominicana. 

El Laudo emitido por el jurado de selección del XXIV Concurso de Arte Eduardo León Jimenes expresa lo siguiente sobre esta obra de Guzmán: “Por su dominio de la técnica pictórica y su habilidad para construir narrativas de carácter autobiográfico”. 

El Laudo emitido por el jurado de premiación del mismo concurso, expresa: “Por su manera de abordar la pintura, evocando la tradición del paisaje, el retrato y referencias de la historias del arte, al mismo tiempo que logra inscribirlo en el contexto de la sociedad dominicana”.  

La artista declara sobre su trabajo: “¿Cómo contar historias en la pintura? Que un cuadro se vea impelido a vehicular cierta narrativa constituye un problema en el que se han ejercitado durante siglos los pintores. En este sentido, la pintura renacentista me es de gran influencia. En la obra Fiesta en el batey, los taínos se encuentran inmersos en una arquitectura moderna, que busca la armonía entre el hábitat humano y el mundo natural. La ingenuidad del tratamiento aporta mucho a la narración, pues la mente sencilla recurre a simbolismos, simplificaciones y síntesis que facilitan la transmisión del mensaje”.

Este fondo fue donado por el Sr. Arístides Incháustegui, cantante lírico residente en Santo Domingo quien junto a la señora Ana Luisa “Shita” Bermúdez de Incháustegui, su esposa, conformaron esta importante colección de arte, a través de compras o donaciones de sus amigos artistas. Este fondo cuenta de aproximadamente noventa piezas de una calidad excepcional.

Las obras son de artistas que hoy en día se consideran consagrados, tales como Ada Balcácer, Fernando Peña Defilló, Cándido Bidó, Domingo Liz, José Miura, Thimo Pimentel, entre otros. En este fondo predomina el dibujo, pero también se puede encontrar, pintura, fotografía y cerámica.

 

Publicado en Fondos

DESCRIPCIÓN:

Obra objetual y pictórica al mismo tiempo. Su elocuente temario realista reúne en un soporte, materiales connotativos y simbólicos de la relación poderío y pobreza. Compuesta en dos zonas: en la primera una mesa con clavos y recipientes con alambre de púas sobre la que yace un hombre desnudo, dormido y cuyo cuerpo se relaciona a materiales desechables o basura. Cromatizaciones, objetos y sujeto crean un dramático contraste con la zona superior donde un chaleco-collage levita en un contexto formado por una gran nebulosa y líneas inclinadas concéntricas y luminosas.

Silvano Lora (17 de julio 1931 - 12 de julio 2003) artista plástico de la República Dominicana. Descubrió su pasión y vocación por el arte a muy corta edad, a los 15 años comenzó a estudiar en la Escuela Nacional de las Artes plásticas (ENBA). Presentó su primera exposición individual en la Alianza Francesa de Santo Domingo, en 1951. Sus producciones artísticas también tuvieron lugar en escenarios internacionales: En Francia puso en escena un experimental, llamado “La maison pour tous”, donde se conjugaron diferentes medios de expresión como el ballet, música, pintura y técnicas audiovisuales; también participó en bienales en Cuba y Brasil y en exposiciones en países como Corea, Suiza y Estados Unidos. Realizó 27 exposiciones individuales y formó parte de 11 colectivas; entre sus trabajos se pueden apreciar murales, obras objetuales, esculturas y pinturas. Las premiaciones también estuvieron presentes en la vida de este artista, una de ellas se le otorgó en la VIII Bienal de Artes plásticas, celebrada en 1956, Santo Domingo y otra en la Bienal Hispanoamericana, La Habana. Durante la Guerra de abril de 1965 mantuvo activo su quehacer cultural a través de colectivos, en especial el llamado Arte y Liberación. Preocupado por el difícil acceso de ciertas manifestaciones del arte popular a los canales oficiales, Lora fue promotor de proyectos como la Bienal Marginal o Bienal Alternativa, espacio creado para facilitar un intercambio cultural con los sectores marginados.

 

Página 3 de 3