Tienda

Olla para inhalación, con modelado antropomorfo en un lado y en el opuesto un apéndice para tomar líquidos o inhalar. Laterales con motivos decorativos incisos circulares y triangulares, en algunos casos concéntricos. El apéndice está rodeado de incisos profundos y tiene un agujero en el medio para tomar líquidos o inhalar. El borde superior está reforzado hacia afuera.

Dato Curioso:

Varias culturas antiguas utilizaron la inhalación de sustancias como preparación para sus rituales, en el caso de los taínos el más conocido es el rito de la Cohoba.

Tinaja fabricada en barro, es parte del ajuar doméstico común en áreas rurales donde aún no llega el agua potable. Se hace acompañar de una mesa decorativa y funcional, especialmente fabricada con un hueco circular en su tope para encajar la tinaja y mantenerla en su lugar. Regularmente se acompaña de una tapa o de un paño, que sirven para proteger su contenido.

Dato Curioso: Debido las propiedades del barro, este tipo de tinajas tienen la particularidad de que ayudan a mantener el agua en su interior, a una temperatura fresca y agradable.

Vasija con borde ondulado con dos asas zoomorfas opuestas y motivos decorativos circulares concéntricos punteados. Las caras zoomorfas semejan la de dos murciélagos. La superficie está bien terminada. En la parte interior se nota un alisado y huellas negativas de los incisos punteados del exterior.

Dato Curioso:

Para los taínos, el murciélago fue un animal muy simbólico porque representaba el ancestro mítico, presente en mitos como el de Cacibajagua, y también por ser un animal con un gran parecido al hombre en su fisionomía.

Orejera de barro en forma de bala, con decoración incisa que forma triángulos en la parte media de la pieza.

Dato Curioso:

Los taínos perfeccionaron una organización social encaminada a consolidar las jerarquías y lograr la estabilidad. Utilizaban adornos, como orejeras, pintaderas, collares y otros, para diferentes fines; ya sea como ornamentos corporales, como signos de poder y hasta para jerarquizar los ajuares domésticos.

Las actividades fueron realizadas a propósito de la exposición Tesoros del Arte Taíno del Centro León.

Publicado en Noticias 2017

Potiza color salmón de cuello alto con figura antropomorfa, aplicada en la superficie y de brazos curvos terminados en manos y dedos abiertos. Decoración sólo en un lado, incisos punteados en todo el cuello.

Dato curioso:

La forma de la potiza y la posición de los brazos de la figura presente en el decorado aluden a la idea de fertilidad. Este tema es frecuentemente atribuído a los volúmenes de las diversas potizas de la cultura taína.

Asa antropozoomorfa presentando incisos y aplicados en ojos y boca de gran tamaño.

Dato Curioso: Las representaciones cefaloformes eran bastante comunes en la alfarería taína, particularmente en las decoraciones y asas adornadas con motivos religiosos.

Vasija ceremonial, de base plana, hombro quebrado circular, rematada por cuello vertical en su parte superior, adornado con figuras zoomorfas, parecidas al murciélago. Decoración inciso punteada en paralelo.


Dato Curioso:


Esta técnica de decoración por incisión, se utilizaba para crear motivos geométricos e iconográficos como círculos concéntricos o líneas paralelas y se realizaba sobre el barro semi seco.

Sello o pintadera corporal con decoración incisa formando una "L", en una de sus caras. La decoración es de ángulos cuyo vértice forma una cruz.

Dato Curioso:

“Colón, en su diario del primer viaje, señala con precisión el colorido corporal de los habitantes isleños. Los taínos usaron sellos o pintaderas, formados de cerámica en forma de pequeño disco, decorado por su base que colocado sobre bija u otro colorante, dejaba una impronta en el tejido o en el cuerpo. La decoración corporal se hacía, igualmente, con zumos de algunas frutas, como era el caso de la jagua (Genipa americana), cuyo jugo, aún tierna la fruta, proveía una tinta negra de magnífica factura.”
Del blog: http://identidadsanjuanera.blogspot.com/

Entrada: La Sociedad Taína: INSTRUMENTOS Y TECNOLOGIA del 17 de enero de 2011

Elaborada en barro, pintada a mano con colores vibrantes y pinceladas florales y arábicas. Es una firme manifestación de expresión dominicana. La muñeca sin rostro representa la unión de tres razas: Aborigen, Africana y Europea, razón por la cual los dominicanos no tenemos un rostro definido.

Publicado en Artesanía