Ámbitos

La condición urbana

La ciudad es un derecho que debería sustentarse en las decisiones de sus habitantes, pero las lógicas de la construcción de la ciudad contemporánea minimizan su capacidad de acción sobre el rumbo de la vida urbana. Cuando se inscribe en las mismas lógicas económicas y políticas, se agrega a esto la otra cara de la ciudad fuera de sí: el uso y explotación del territorio rural, su contraparte. La condición urbana recorre como un sustrato todas las obras de Zonas Grises, y se revela como un campo de fuerzas en el que multiplicidad de valores, hábitos, micronarrativas asociadas a problemáticas económicas y políticas emanadas de decisiones a escala de macropolítica, inciden en la formación de las subjetividades y en sus posibilidades de acceso al derecho a la ciudad.

Marcas que hacen territorio

Varias obras en la exposición se ocupan de las complejas relaciones que, más allá de campo y ciudad, tienen como fondo común el territorio, pero no entendido cartográficamente sino como materia expresiva en una especie de recibo y entrega entre una criatura sensible y el territorio a ser creado. Las obras aquí expuestas revelan el entendimiento afectivo con los lugares donde ocurre la vida, la asimilación del complejo proceso de entendimiento con el mundo natural, o los rezagos de violencia y conflicto, o de sus corolarios más directos: desplazamiento, marginalidad,  melancolía por la pérdida. 

La fascinación y el desencanto con la tecnología

El acento cultural de mixtura entre lo humano y lo no humano que marca nuestro tiempo incide en el artista en la era global. El artista creador de nuevas versiones del mundo interactúa cada vez más, como todos nosotros, con nuevos habitantes dotados de importantes grados de agencia en los intercambios sociales, como son las máquinas inteligentes, los robots, los cyborgs. Pero la parcialidad de los alcances tecnológicos impide pensar en ellos como pares en la representación cultural. Es por ello que este grupo de obras en Zonas Grises se debate entre la afición y el desencanto con la tecnología. 

El poder de actuar juntos o ecologías culturales

En algunos prácticas artísticas de nuestro tiempo, el objeto artístico pierde jerarquía, hasta el punto de diluirse en lo que se ha llamado ecologías culturales. Una acción colectiva de preparación de una cena con mujeres, o un proceso de inserción durante más de una década en los procesos de orden simbólico de un sector urbano vulnerable, son ejemplos que invitan a la reflexión en este sentido.

 

Más en esta categoría: Sobre la Exposición »

© 2021 centroleon.org.do | Centro Cultural Eduardo León Jimenes. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal