Ámbito 3: El nosotros trascendido

 APECO fue un artista del retrato, a tal punto que sería posible discutir si toda su obra no pertenece a este género cuyos límites él ensanchó con audacia y originalidad. Sus retratos recrean con predilección individuos o grupos inmersos en contextos de gran fuerza patrimonial (el carnaval, los oficios, las actividades de esparcimiento, entre otros) y personajes populares de Santiago (marginados, indigentes, perturbados, entre otros). En todos los casos, asistimos a un asombroso proceso de interiorización en las personas retratadas que permite una impactante exploración en las identidades, tanto individuales como colectivas, filtrada por la complicidad del artista, cuyo yo parece fundirse con la personalidad de los sujetos fotografiados.