Colecciones del Centro León

Ada Balcácer nació en Santo Domingo en 1930. Realizó estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes entre 1947 y 1951, bajo las directrices de los maestros José Gausachs, Gilberto Hernández Ortega, Manolo Pascual y Celeste Woss y Gil. Posteriormente viajó a Puerto Rico y formó parte del Taller Mural, bajo la dirección del pintor español Eugenio Fernández Granell, en la Universidad de Puerto Rico, recinto Río Piedras. En la ciudad de Nueva York, donde se trasladó a continuación, siguió sus estudios de pintura, a la vez que trabajó en los campos del grabado y el diseño. En 1962, luego del ajusticiamiento de Rafael Leonidas Trujillo, regresó a la República Dominicana y se enroló en movimientos culturales y de militancia política y artística.

Desde la década del sesenta, la obra de esta artista se ha estructurado en series marcadas por la elección de un tema, que ha asumido a partir de una intensa investigación. Ada Balcácer es precursora de la inclusión del mito del Bacá en la iconografía visual del Caribe y lo hace desde una perspectiva analítica pero también reconstructora. Su intención fue crear un documento

visual sobre las tradiciones orales a partir de niveles representativos permanentes. La artista sitúa al Bacá (hombre-animal, símbolo del poder y la opresión) como el mito del minotauro en la República Dominicana. La fusión de ser humano/cuerpo y naturaleza y ser humano/ cuerpo y animal es recurrente en la obra de la autora. Su cuerpo de trabajo, aunque declarante, se aleja de cualquier estereotipo o representación panfletaria. De ahí que la mayoría de sus evaluaciones del mito desde la corporeidad se plantee a partir de la multiplicidad, y hasta la ambigüedad.

Valora este artículo
(3 votos)
Más en esta categoría: « Yo de frente Ergástula »
  • Filtro:
Reset