Colecciones del Centro León

Elvis Avilés nació en Santo Domingo, ciudad en la que vive y trabaja. Se inició en la pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes. En el desarrollo de la abstracción pictórica contemporánea en la República Dominicana, Avilés ocupa un importante lugar. Desde este lenguaje, su obra se ha referido a la ciudad, sus muros y los rastros que el tiempo deja en las superficies. La materia, el polvo, el gesto del trazo y el uso de materiales extra-artísticos se integran a su trabajo para otorgar una visualidad diferenciada. La preocupación por el desarrollo de nuevas formas de expresividad se ha planteado como constante

en su producción y lo ha logrado a partir de series en las que explora realidades figuradas desde el lenguaje de la abstracción.

El muro, obra que forma parte de una serie del mismo nombre, es una pieza abstracto-figurativa constituida por dos paneles ensamblados, en los que se destacan elementos como grafías, manchas y símbolos. En la obra, la descomposición de colores alude a la representación de una pared antigua. En el panel izquierdo se muestran oscuros códigos: flechas, letras equis y puntos, y un cuadrado con una cruz compuesta por flechas que se cruzan. En el panel derecho aparecen varios símbolos circulares y dibujos ingenuos. La obra rinde homenaje al muro como símbolo de resistencia contra lo perecedero y retenedor de memorias.

Valora este artículo
(1 Voto)
  • Filtro:
Reset