Colecciones del Centro León

Maraca monoxila (con un solo sonajero), ricamente decorada con motivos laberínticos y parte superior terminada en cabeza de ave. Tiene una perforación en el mango para amarrar o para colgar adornos.

Dato Curioso: La maraca fue un instrumento importante tanto en las ceremonias religiosas, como en el rito de la Cohoba, que realizaban los taínos.

La obra presenta una figura femenina reclinada sobre un diván o una cama en una composición en la que predominan las formas geométricas. La figura central está posada de manera que recuerda pinturas clásicas como La Maja Vestida y La Maja Desnuda del español Francisco de Goya.

Premio del V Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, 1969 (4to. premio de pintura).


Sobre el autor:

Norberto Santana nació en Santo Domingo en 1943. Fue uno de los últimos alumnos de Jaime Colson. Formó parte del desaparecido grupo El Puño integrado por pintores, poetas e intelectuales dominicanos hacia el final de la década del 1960.

 

Pintura realizada en acrílica y óleo sobre cartón. Presenta una figura zoomorfa de mujer negra, desnuda con cabeza de toro o vaca y facciones rasgadas en blanco. Fondo marrón, negro y verde centralizado.

Dato Curioso:

Esta obra fue realizada en Ciudad de México en el año 1972 mientras Menicucci realizaba estudios de curaduría y restauración. Tiene en el dorso la inscripción Fuerza nocturna/Orlando Menicucci/1972/México.

Fotografía policromática de encuadre horizontal en la que quedó registrada una ceremonia vudú. En este instante vemos como un creyente es bautizado en una pequeña pileta en la cual se acuesta en posición fetal. Existen también en República Dominicana bautismos de cabeza y pañuelo. El creyente está vestido con pantalón blanco y camiseta con rayas blancas, verdes y negras.  Esta fotografía pertenece al Fondo Fradique Lizardo del Folklore Dominicano, declarado Patrimonio de la Memoria del Mundo de América Latina y el Caribe, por la UNESCO (Uruguay), 2014.

Dato Curioso:
El vudú, como práctica de la religiosidad popular dominicana, se expresa desde un culto a deidades ligadas al panteón africano, pasando por las ofrendas de comidas a los seres divinos, la posesión  de éstas en sus adeptos, el uso del tambor como objeto simbólico y de comunicación e invocación con los dioses, más otros componentes simbólicos que lo ligan innegablemente a la espiritualidad africana, pero conservando componentes religiosos católicos al mismo tiempo, por lo que se considera un culto afrodominicano. (Carlos Andújar Persinal en el libro De Cultura y Sociedad, 2001).

Con recuadro impreciso e intencional, se delimita el espacio tema cuya composición la definen cuatro elementos: un árbol negro en primer plano, en cuyo tronco se incorpora un fragmento fotográfico de un desnudo masculino. En segundo plano un semicírculo azul, garabateado, y en tercer plano la imagen de una casa que adhiere centralmente una foto de una observadora niña. El cuarto elemento lo definen fragmentos de impresiones color rojo o collage. Al pie de la obra una leyenda escrita en cursiva. Es el título de la obra.

Dato curioso:

“La obra de Maritza Álvarez se ha desarrollado dirigida a la evaluación, denuncia y concienciación de las problemáticas a las que se enfrenta la mujer hoy en día”, afirmó Sara Hermann, especialista en Artes Visuales del Centro León. (A propósito del Día Internacional de la Mujer, la artista ganadora de uno de los premios de XX Concurso de Arte Eduardo León Jimenes dialogó sobre sus próximos proyectoshttps://centroleon.org.do/cl/noticias-cl/1713-arte-en-proceso-los-procesos-creativos-de-maritza-%C3%A1lvarez)

Figura que representa un indio sentado, realizada en yeso con terminación en pintada. El indio ha sido objeto de culto en la religiosidad popular dominicana. Como su nombre indica se adora buscando paz espiritual.

 

Dato Curioso:

Existe una "división india" en el vudú dominicano. Durante las ceremonias rituales, a sus deidades se les ofrendan frutos de la tierra: piña, caña, jagua y flores.

Fotografía a blanco y negro, en formato vertical en la que podemos ver una casa de campo con la puerta abierta y un hombre sentado en una silla tocando una guitarra y mirando a la cámara, en cuadrante inferior izquierdo de la composición.

Dato Curioso:

El 15 de junio de 1497, el Rey de España ordena “... así mismo deben ir algunos instrumentos e músicas para pasatiempo de las gentes que allá han de estar”. De esta forma, se instruía a la autoridad sobre la necesidad de llevar instrumentos musicales a América1, entre ellos la guitarra española.

1Dr. Pedro Guerrero Briceño. El mestizo, parrandero y golpeador, Revista Calle Tres, Noviembre 2011, Volumen 1, No.1, Pag. 1.

Cinturón hecho en barro, cabuya, madera y caracoles sobre tela y henequén que forma parte del disfraz de carnaval de Taimáscaros.

Los Taimáscaros son personajes propios del carnaval de Puerto Plata cuyo nombre proviene de la unión de las palabras taino y máscaro. Sus disfraces combinan elementos marítimos, afroantillanos, europeos y taínos, estos últimos sirven de inspiración para el diseño de las máscaras.

Dato Curioso:

Los Taimáscaros surgen, a principios de los años 90, ante el deseo de crear un elemento autóctono en carnaval de Puerto Plata.

Dibujo de formato vertical realizado mediante trazos largos y cortos hechos con plumilla y algunas aguadas. La imagen está protagonizada por una figura antropomorfa sentada que ocupa casi la totalidad de la composición. Las formas y partes de su cuerpo guardan similitudes con una mujer voluptuosa. En la esquina superior derecha, solo delineada, hay otra representación humana en menor escala.

Dato Curioso:

A lo largo de la historia del arte, la estética ha estado relacionada a las proporciones. En algunas épocas se ha marcado preferencia por las figuras esbeltas y atléticas, como en la antigua Grecia y en el renacimiento. En otros momentos la voluptuosidad ha sido el canon, como en el caso del barroco o más recientemente en el trabajo del artista colombiano Fernando Botero.

Obra gráfica de encuadre vertical. La estampa destaca la figura de una mujer mulata representada con tonalidades grises, ubicada en el centro de la composición. El cuerpo se aprecia de modo compacto, la cara presenta los rasgos bien definidos y está resaltada por líneas repetidas en su alrededor. La simetría de la composición queda afianzada en la disposición de los elementos y la aplicación del color, en el centro hay una franja amarilla que se degrada en verde hacia ambos laterales.

El registro inferior cuenta con informaciones realizadas con lápiz, estas dejan leer: P/A (prueba de artista) en la esquina izquierda, "Los encuentros" (posible título o nombre de la serie) en el centro y  Rosa Tavárez 1976 (firma y fecha) en la esquina derecha.

Dato Curioso:

La signatura P/A (prueba de artista) es utilizada en el grabado, para marcar las primeras impresiones a partir de una matriz terminada. Suelen ser muy pocas y sirven para estudiar principalmente color de tinta y tipo de papel. Una vez se logra el resultado deseado, se realiza la producción numerada de la serie.

Esta obra de Hilario Rodríguez es representativa del interés del artista en los temarios de carácter nacional. En esta representación de una escena cotidiana de campo vemos a varias figuras humanas, un hombre con sombrero en una mecedora en primer plano, detrás una mujer sujetándolo y en un plano posterior un campesino; entre ellos en el centro un burro. Cromáticamente predomina la gama de colores cálidos y pasteles otorgando sutileza e intimidad a la imagen.

Premio, V Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, 1969.

Dato Curioso:

Hilario Rodríguez dedicó gran parte de su obra a enaltecer a nivel estético objetos y situaciones pertenecientes a lo cotidiano. Su serie de escobas enaltece estos objetos comunes desligándolos de sus humildes fines.

Con esta serie fotográfica, la artista pone de relieve el apego que el ser humano experimenta tras conectarse a un objeto, encender una pasión o alimentar una adicción. Estas piezas muestran las consecuencias, el momento de fealdad, justamente cuando la persona está a punto de fallar interiormente. “Estas fotografías buscan ser un llamado de atención, reflejar que elegir sabiamente aquello de lo que dependemos puede ayudar a evitar fallas en el tiempo”, sostiene Cruz, resaltando además que muchos invierten toneladas de tiempo (y a veces dinero) en asuntos terrenales que, a fin de cuentas, no valen la pena.

Premio Museo Memorial ACTe del 26 Concurso de Arte Eduardo León Jimenes
Para conocer más sobre esta pieza y su autora, visita: https://centroleon.org.do/cl/caelj26-nc

Dato curioso:
Estas fotografías son creadas bajo el concepto de cuadro narrativo (del inglés Narrative Tableau). Son escenas montadas y posteriormente fotografiadas con la finalidad de contar historias de un modo sencillo y directo. En los inicios de la fotografía se utilizaban estos cuadros narrativos para reproducir escenas presentes en pinturas famosas.

El artista cuestiona las dinámicas de poder manifestadas en la cotidianidad y busca generar un diálogo sobre los contrastes socioeconómicos de la República Dominicana. Utiliza una cartera Louis Vuitton (un código de prosperidad y poder) como punto de partida para ilustrar la disparidad en el acceso a recursos y oportunidades en el contexto dominicano; y la deconstruye para analizarla desde una posición objetiva, alejada de valores agregados inherentes a la marca.

Paralelamente, pone a disposición de una persona la misma cantidad de dinero que utilizó para la adquisición de la cartera, con el propósito de emplearlo en lo que pueda generar algún cambio en su vida. Por supuesto, la realidad de esta persona es muy distinta a la de quien podría acceder a esos artículos de lujo en la República Dominicana.

A través de un libro el artista documenta lo generado en ese proceso. Y en la sala, dos videos muestran estas realidades: uno detalla el proceso de deconstrucción de la cartera y otro muestra lo que se ha logrado con la inversión de la misma cantidad de dinero.

Premio igualitario del 26 Concurso de Arte Eduardo León Jimenes
Para conocer más sobre esta pieza y su autor, visita: https://centroleon.org.do/CL/caelj26-cdl

Dato Curioso:

Esta es la segunda ocasión en que que el artista Carlos De León recibe premio en el Concurso de Arte Eduardo León Jimenes. Fue premiado en la edición XXIV por su obra Te amo, 2012. https://centroleon.org.do/CL/arte-visual/2130-te-amo

Instalación compuesta, en primer lugar, por una serie de cuadernos que son el resultado de la intimidad de la artista, una especie de diario personal que ha llevado durante años en el que ha volcado vivencias y situaciones cotidianas, un ejercicio que ha significado una exploración de sí misma y la sociedad actual; cuadernos que nunca se planteó mostrar. En segundo lugar, integra una serie de pinturas y dibujos que, en palabras de la artista, representan la cotidianidad y la diversidad.

Premio igualitario del 26 Concurso de Arte Eduardo León Jimenes
Realizada con el auspicio de Valiente Fernández
Para conocer más sobre esta pieza y su autora, visita: https://centroleon.org.do/cl/caelj26-kab

Dato curioso:

El título de esta obra, que traduce como La gran vaina, viene de la multiplicidad de significados posibles que tiene para el dominicano la palabra vaina.

Esta pieza es el resultado de la acción de unas vacas que, al lamer seis bloques escultóricos de sal colocados en el corral, crean nuevas formas. El autor justifica su obra argumentando con estas palabras: “Desde la cueva de Chauvet, los petroglifos taínos en todos los yacimientos indígenas del Caribe son el más fiable ejemplo de la relación ancestral del hombre con los animales, en las paredes de estos refugios aparecen impresionantes dibujos de los animales de caza, en estado salvaje o simplemente animales de compañía. Coqueteo con el juego entre lo visto y las posibilidades aleatorias de las tallas por la intervención de las vacas con su lengua”.

Un bucle de audio reproduce el sonido del lamido y una página web presenta todo el proceso de creación de los diamantes de sal.

Premio del 26 Concurso de Arte Eduardo León Jimenes
Producida con el auspicio de AVEC.com.do

Para conocer más sobre esta pieza y su autor, visita: centroleon.org.do/cl/caelj26-rer

Dato curioso:

El término salario proviene de la compensación en sal que recibían por su trabajo los soldados durante el imperio romano. La sal se consideraba muy valiosa por ser esta una excelente forma de conservas alimentos precederos.

 

Tambor usado por las cofradías de Villa Mella, en el culto al Espíritu Santo. Este tambor, el más grande y largo del grupo de instrumentos, está hecho de madera hueca teniendo en ambos lados la tapa con cuero de chivo. Está pintado de verde claro, azul oscuro y rojo, y atado con soga plástica verde y roja.


Dato Curioso:

Este tambor también es conocido como "Congo Mayor" según las clasificaciones realizadas por el folclorista dominicano Fradique Lizardo.

Esta pintura abstracta de Chiqui Mendoza está realizada en tonos marrones. En su parte central se aprecia una forma lineal circular concéntrica y en su contorno varias cruces y otros signos. A semejanza de mucha de la obra restante de Mendoza esta obra está relacionada con el complejo mágico religioso dominico-haitiano. A decir por la forma, esta pieza remeda un vevé, una referencia simbólica y gráfica de alguna deidad del vudú. En este caso, por la aparición de cruces y de los colores blanco y negro se entiende una alusión al Barón del Cementerio. Esta es una apropiación del elemento gráfico de este complejo sincrético que se suma a algunas alusiones a elementos zoomorfos propios del discurso del artista.

Premio en el XV Concurso de Arte Eduardo León Jimenes acontecido en 1994.

Dato Curioso:

Se conoce como vevé a un símbolo utilizado en el vudú como faro para la deidad que a la que se rinde el culto. Usualmente cada vevé es específico de una deidad y se dibuja en el suelo, a líneas, esparciendo alguna sustancia en polvo como harina y borra de café.

Pintura de formato rectangular, compuesta horizontalmente ofrece la escena de cuatro mujeres negras. La primera en el extremo derecho, con estampado en negro-blanco. Cercanas otras dos conversando y en el fondo una cuarta, camina. Todas tienen paños blancos sobre la cabeza a la usanza campesina y se destaca un claro cielo azul de evaporadas nubes.

Premio del VI Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, 1970.

 

Dato Curioso:

Este cuadro representa el inicio de las "Marolas", un monotemario del artista.

Composición monocromática realizada en base a formas de huesos humanos.

Dato Curioso:

Bertica García ha recibido premio en las ediciones VI (1970), VII (1971) y IX (1981) del Concurso de Arte Eduardo León Jimenes.

Muñeca con traje típico de Japón con decorado de flor crema en la cabeza y un sombrero cuadrado negro, esta muñeca está ataviada con un kimono tradicional de varios colores: crema, rojo, verde y fondo rojo. calza zandalias negras con cintas rojas y plataforma de madera con decorado de bambú. Montada en una pequeña base negra.

Dato Curioso:

Las Geishas de la región de Kyoto son artistas rigurosamente entrenadas durante al menos 5 años. En sus años de entrenamiento son llamadas “maiko” y una vez culminan este período son conocidas cono “geiko”. Por el largo de las mangas y el adorno de la peluca, podemos inferir que esta muñeca representa una “geiko”.

  • Filtro:
Reset