Colección Antropológica

Tránsom o tragaluz en color azul oscuro de vivienda de la arquitectura rural vernácula. Este detalle arquitectónico es muy común en las construcciones caribeñas. En la República Dominicana está presente en casi todas las regiones del país, tanto a nivel rural así como urbano, distinguiéndose sus propiedades según los casos, por los niveles de terminación en uno y otro.

Su aplicación tiene como finalidad propiciar el paso de cierta iluminación y ventilación, en viviendas y otras tipologías de construcciones en donde es incorporado.

El tránsom o tragaluz es uno de esos casos en que el ebanista artesano hace un despliegue de sus destrezas como diseñador. Es algo que pasa más allá de la pura necesidad, al producir en muchos casos, tipologías en donde predominan lo geométrico, así como lo orgánico, en los patrones de las conformaciones de los tránsoms, ya sean éstos construidos, pieza a pieza o calados, como el caso del que nos ocupa.

Este en particular, se caracteriza por una distribución geométrica de lo que en el centro podría parecer como un abanico o un arco de medio punto, y en ambos extremos, a izquierda y derecha, dos calados semicirculares, configurados por patrones semejantes a triángulos con punteados en las terminaciones y punteado central en cada caso. Tiene cinco líneas verticales y una horizontal, en donde se repiten los punteados, que no son más que el punto de penetración y salida, probablemente realizado con un barbiquí manual.

Como si de una tradición hereda se tratara, estos patrones de diseño, no dejan de aludir a las secuencias geométricas presentes en muchas cerámicas tainas.

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Lunes, 21 Septiembre 2015 12:11
Más en esta categoría: « Aparejo Sombrero »
  • Filtro:
Reset