Colección Antropológica

Prensa de moler caña Prensa de moler caña Centro León

El molino genéricamente denominado “trapiche”, es una máquina cuya función es la extracción de jugo mediante la trituración de cañas de azúcar.
El término “trapiche” se relaciona al hecho de que así se nombraron las primeras haciendas de producción de azúcar y el nombre fue heredado a sus maquinarias. Con la llegada de los primeros cultivos e ingenios a América, los primeros “trapiches” eran de madera, tal como el que puede verse en la exposición Signos de identidad del Centro León, para luego transformarse en máquinas de hierro, como la pieza que ahora se muestra que, en este caso, es de uso doméstico.


Dato curioso:
De la palabra “trapiche”, se derivan los términos ‘trapicheo’ o ‘trapichear’ cuyo uso lo encontramos desde el siglo XVI (aproximadamente). Solía suceder que en el que algunos hogares tenían un rudimentario y artesanal trapiche que les servía para extraer el jugo o moler algunos frutos y cereales (aceitunas, trigo, caña de azúcar, etc…) Con frecuencia, se intercambiaban, vendían y/o menudeaban con los productos extraídos de esta máquina de moler, obteniendo de esas transacciones un beneficio mínimo y de poca importancia, por lo que esa acción comenzó a ser conocida como trapicheo/trapichear. Con el paso del tiempo y el uso común de esas expresiones, en el lenguaje popular acabó transformándose en el significado que conocemos hoy en día que, de acuerdo a la Real Academia de la Lengua Española es ‘Ingeniarse, buscar trazas, no siempre lícitas, para el logro de algún objeto’.

Valora este artículo
(1 Voto)
  • Filtro:
Reset