Imprimir esta página

La Serie del Caribe

Equipo que representó al país en la Serie del Caribe de 1997

La República Dominicana ha ganado 16 veces la Serie del Caribe 

 

En 1969 la Liga Dominicana de Béisbol Profesional fue protagonista del resurgimiento de la Confederación del Caribe, entidad compuesta además por los circuitos de Venezuela, Puerto Rico y México. En ese escenario el béisbol dominicano ha mantenido desde sus inicios un amplio dominio. Durante su primera experiencia en 1970 y con la participación de solo tres países, la actuación criolla fue un fracaso. Una serie de situaciones provocaron la pobre actuación del equipo nacional, que solo pudo obtener una victoria y fue derrotado siete veces. Al año siguiente, con el Licey representando por segundo año la nación, la situación se revertió y los dominicanos obtuvieron su primer título con seis triunfos sin derrotas. Manuel Mota dirigió y defendió el bosque central de una manera tan brillante que fue seleccionado Jugador Más Valioso del evento. El veterano Chichí Olivo tuvo una gran actuación como relevista. Después de ese triunfo, el evento se jugó en Santo Domingo en 1972 y las Águilas perdieron sus tres primeros compromisos, pero reaccionaron ganando los últimos tres, para finalizar con marca de 3-3. Los Leones de Ponce, de Puerto Rico, lograron en esa ocasión la corona. En los sucesivos años la sede del certamen fue rotada. Pasó a Venezuela en 1973 y en 1974 por primera vez a México. En la patria de Bolívar los dominicanos lograron su segunda corona. Cuando volvieron a ganar en un clásico celebrado en la República Dominicana, en 1980, el balance arrojaba un saldo favorable de cinco títulos para Quisqueya, todos con los Tigres del Licey como representantes, tres para Puerto Rico, dos para Venezuela y uno para México, que sorprendió en la segunda oportunidad que esta nación fue sede, en 1976.

En 1981, debido a un conflicto con el sindicato de jugadores, la Serie del Caribe no se pudo montar y a partir de 1982 retornaron estos eventos, cuando ese año se celebró en México. Durante el decenio de los ochenta, las coronas fueron compartidas, pero fue Venezuela el país que logró un mayor número con tres. Los dominicanos no consiguieron otra hasta 1985 y repitieron en 1988, otra vez en Santo Domingo y con el Escogido como representante. Los otros tres títulos fueron dos para Puerto Rico y uno para México, su segundo. La década de los noventa se inició con la Serie del Caribe bajo una seria crisis económica que llevó a sus dirigentes a vender el evento a una empresa que lo organizó en la ciudad de Miami para los años de 1990 y 1991. En ambas ocasiones, con Escogido y Licey, los dominicanos se coronaron campeones. Ese decenio fue el que consolidó al país como poseedor del béisbol más fuerte del área, pues ganaron en 1994, 1997, 1998 y 1999, para sumar en total seis en ese lapso. Las Águilas Cibaeñas, que habían participado en nueve eventos sin poder lograr la victoria, se sacaron esa espina en 1997 y repitieron en 1998. El siglo XXI se inició con un triunfo de Puerto Rico en Santo Domingo, pero en 2001, 2002, 2004 y 2007, Águilas tres veces y Licey una (2004), añadieron títulos al país para completar 16, seguidos de Puerto Rico, que acumula diez, Venezuela seis y México cinco.

Tomado del libro ¡Nos vemos en el play! Béisbol y Cultura en la República dominicana del ensayista Tony Piña.