Problemáticas de género

Otro de los acercamientos clave en la producción de obra en los artistas contemporáneos dominicanos es el que aborda el género y sus problemáticas. 

Estas temáticas las abordaremos en tanto valores y planteamientos que se generan en torno a la feminidad y la masculinidad en la sociedad contemporánea. Proponemos una perspectiva transversal que tenga en cuenta los símbolos y los signos que se otorgan, en cada una de estas producciones, a las representaciones de la sexualidad y sus conflictos. Estas cuestiones, que algunos de los artistas privilegian en su discurso, se encuentran relacionadas indiscutiblemente al devenir social, político, científico y cultural y han ido modificando de manera definitiva los papeles asignados y los estereotipos generados en torno a la sexualidad.

Raquel Paiewonsky aborda las problemáticas de género a través del cuerpo femenino, dispositivo que ha sido uno de los grandes temas de su producción artística. Interludio es una obra performática que generó un proceso de diálogo e intercambio con 24 mujeres voluntarias que se comprometieron con la artista y se empoderaron de la propuesta. La obra alude a la idea del cuerpo femenino como espacio público, como territorio ausente de libertad. En la acción, las mujeres usaron trajes anatómicos con tonalidades semejantes a la piel, que exponían diferentes secciones del cuerpo femenino. De esa manera, cada una proyectaba su naturaleza y distinción de género, y recuperaba ese espacio de autonomía tantas veces violentado a las mujeres en la sociedad dominicana.

El trabajo de Marie Jiménez también se inserta en este tema haciendo uso del cuerpo como objeto de la representación, pero en este caso se trata de su propio cuerpo. El video Sin título hace referencia a la identidad de género y a los estereotipos sexuales que son asignados culturalmente por pertenecer a un sexo biológico determinado. La artista parte de su historia personal para generar una reflexión que se extiende al ámbito público y que adquiere matices políticos. Cuestiona la imposición de roles a partir de patrones sexuales, la intolerancia ante la existencia de identidades alternas y el fomento de conductas homofóbicas que se produce desde las instituciones y los espacios de poder. El video, por su naturaleza, le permite construir una narrativa que se va desarrollando a partir de diversos “capítulos”, en los que su cuerpo, a través de sus ilimitadas posibilidades de transformación, sirve como hilo conductor.

Tomado del libro XXI Concurso de Arte Eduardo León Jimenes

Visto 1210 veces