La eterna juventud de René del Risco Bermúdez

“Me dedicaré a ser joven”. Como quien dice que va a ser piloto de avión o médico forense.

La frase, filosa como un cuchillo, terminó definiendo la vida del escritor René del Risco Bermúdez (1937-1972). Y su juventud se mantuvo, además de la edad (35 años), en su literatura. Los versos, los cuentos, escritos en el centro del siglo XX, saben a las páginas de la semana pasada, como si apenas se notara la ausencia del internet y las redes sociales.

Esta premisa de la juventud eterna de René motivó todo el discurso de la exposición René del Risco Bermúdez. El oficio de ser joven, realizada en el contexto de la XX Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2017.

Los ámbitos de la muestra recorrieron la vida personal, literaria, profesional y política de René. Estos aspectos, permeados por los escenarios urbanos que marcaron su existencia: la ciudad de la niñez y los sueños que fue San Pedro de Macorís y Santo Domingo, la urbe de la nostalgia y las realidades.

La frase del inicio dio pie a una pregunta, que sirvió para reflexionar sobre las posibilidades de la eterna juventud. Este espacio decía “Me dedicaré a ser joven toda la vida ¿Y tú, a qué te dedicarías?” Las respuestas: variadas todas, simples algunas, complejas otras, pueden verse, al igual que la exposición, en la página web disponible aquí. De este modo, la muestra sobre René permanece viva, dedicada a sostener la juventud de un hombre cuya presencia está impedida de morir en la historia y la literatura dominicana.

Daniela Cruz Gil
Encargada de Generación de Contenidos del Centro León