En este mes se recomienda  el libro arte – libro objeto Ritual del pez = The fish's ritual de Carlos Jesús García.   

Este libro es una edición original de 20 ejemplares manufacturados, impresos sobre papel hecho a mano de fibras vegetales con prensas Gordon and Price de 1816.

Libro arte libro objeto.

Son libros capaces de transmitir, de comunicar, promulgar ideas, sentimientos, pensamientos, ocultar secretos, denunciar injusticias… su comunicación visual  es el resultado de la intervención del artista, que ha tomado al libro como expresión y haciendo uso de una o varias técnicas, juega con la disposición de los elementos, incluye nuevos materiales, técnicas, texturas, objetos incrustados, papel plegado, rasgado… y nos invita a reconstruir su mensaje de una manera distinta, a fascinarnos con una propuesta artística,  a integrar todos nuestros sentidos al momento de leer.

Publicado en Libro del mes

Este mes se recomienda Aves para mí hijo, de Octavio Bajonero, a propósito del Día Mundial Forestal.

Este libro pertenece a la colección de libro objeto – libro arte de la Mediateca del Centro León, que posee el ejemplar no. 10 de un total de 25 ejemplares numerados y firmados por el artista.

El título fue tomado de la obra original editada en 1990. Es un conjunto de 11 cromoxilografías protegidas por una caja en madera (38 x 28 x 2 cm.), con relieve de una de las piezas contenidas en otra edición.

Los libros objetos también son nombrados libros de artistas y en las bibliotecas son llamados libros raros y curiosos. En estos libros se aprecia la singularidad de cada pieza.

Publicado en Libro del mes

En este mes de abril tenemos el libro objeto Los Cocolos de Nadal Walcot.   En conmemoración del Día del libro y del bibliotecario, 23 de abril.

Este libro pertenece a la colección de libro objeto del Centro León.

Es un libro de cuentos escrito e ilustrado por el artista Nadal Walcot. Dentro de sus títulos están:

  • Los cocolos de Nadal Walcot.
  • El saguá.
  • El saguá y los cocolos.
  • David y Goliat.
  • Instrumentos musicales usados por los cocolos.
  • Vestimenta de los cocolos en sus festividades culturales.
Publicado en Libro del mes

Este mes de marzo tenemos El árbol parlante: poemas en prosa. En conmemoración del Día Mundial de la Poesía, 21 de marzo.

Artur Lundkvist.-- Matanzas: Ediciones Vigía, 1998.-- 85 p.; 27 x 23 cm: il.- Serie: Colección Clásicos

Este libro pertenece a la colección de libro objeto del Centro León.

Se trata del ejemplar número 153 de una edición especial de 200 ejemplares, numerados e iluminados a mano. Parte de una colección de folletos hechos a mano, mejor conocidos como literatura de cordel, publicados por Ediciones Vigía, bajo los auspicios del Ministerio de Cultura de Cuba. Edición mimeografiada con dibujos y bordes derecho e inferior ilustrados sobre hojas de papel rústico, principalmente color marrón. Las hojas están sujetas en el margen izquierdo. La parte frontal y posterior de la cubierta está ilustrada con collages de papel, recortes con decoraciones copiadas y pintadas a mano, trozos de tela, hilo, ramas y semillas. En la parte posterior de la cubierta un collage de dibujos imita una rama de la cual cuelga un hilo que sostiene la lámpara que identifica la Editorial Vigía.

Publicado en Libro del mes

Dibujos y cuentos componen el libro que da nombre también a la muestra expositiva que acoge el Centro León sobre el artista petromacorisano.

Publicado en Noticias 2015

Palabras del Director general del Centro León, Rafael Emilio Yunén, durante la apertura de la exposición Libro objeto, libro arte:

La dedicación de una fecha del año para poner de relieve la importancia del libro y la lectura fue una iniciativa de la UNESCO que se proclamó en el año 1995. Como dice su director general en un reciente mensaje: “Celebrar este Día a nivel mundial ha permitido descubrir, valorar y explorar muchas vertientes distintas del mundo editorial: el libro como vehículo de valores y conocimientos y como depositario del patrimonio inmaterial; el libro como puerta de acceso a la diversidad de las culturas y como instrumento de diálogo; o el libro como fuente de ingresos materiales y obra de creadores protegidos por el derecho de autor. Todas esas facetas del libro han sido objeto de numerosas iniciativas de sensibilización y promoción que han surtido efectos reales, aunque no por ello haya que dejar de trabajar con el mayor empeño”.

Hoy el Centro León acoge la invitación de la UNESCO en el sentido de que celebremos el Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor con entusiasmo, creatividad y generosidad. Por ese motivo, decidimos inaugurar en esta misma fecha una exposición única en el país que está relacionada con la producción bibliográfica y el arte.

Hace unos años, en ocasión de la Feria Internacional del Libro, Marianne de Tolentino hizo la curaduría para la Exposición “Libro de Artista". En esa muestra participaron: Pascal Meccariello, Evelyn Lima Rivas, Jenaro Reyes Cayuco, David Pérez, Mónica Ferreras, Soucy De Pellerano, Fermín Ceballos, Rafael Pérez (Chepe), Juan Trinidad, Marcos Lora Reid, Cristian Tiburcio, Thimo Pimentel, Cándido Bidó, Cruz María Dotel. Es muy interesante anotar la gran cantidad de artistas que se sintieron motivados para crear una obra de arte como si fuera un libro, pero pocos de dichos creadores continuaron posteriormente cultivando esta singular manera de hacer arte en formato bibliográfico.

La exposición que hoy presentamos difiere bastante de la muestra antes mencionada. Aquí en la Mediateca del Centro León hemos seleccionado veinte obras realmente maestras y representativas, pero no del Libro de Artista, sino del Libro-Objeto y del Libro-Arte. Los invitamos a descubrir la diferencia que puede haber entre estas tres denominaciones sobre una obra que puede considerarse libro-objeto, libro-arte, o libro de artista.

En República Dominicana jamás se había presentado una selección de libros-objeto como esta. Su originalidad consiste en que aquí ustedes van a apreciar libros de verdad en cuanto a que son obras preparadas por editoriales y de las cuales se hicieron ediciones muy limitadas: de algunos llegaron a producirse 40 ejemplares, mientras que de otros sólo se hicieron 20 y de otros únicamente llegaron a 5 números publicados. Además, estas piezas no están hechas sólo por artistas, sino también por escritores y editores. Otra característica singular de esta exposición es que todos los libros en conjunto muestran una evolución de las técnicas y estilos que se vienen utilizando en Latinoamérica desde principios del siglo XX en adelante.

En esta exposición –al igual que en todas las que se presentan en el Centro León– no se puede ser meramente espectador, sino un verdadero explorador o descubridor de tesoros fascinantes. En la primera vitrina [de las que componen la museografía de la sala], por ejemplo, tenemos cuatro ejemplares muy apreciados por nosotros. (…) Esos cuatro libros están hechos por artistas y también por escritores y por editores de libros. La obra más antigua de este grupo data de 1920, pasando luego a otro de 1931, otro de 1965 y finalmente uno del año 2000. Los objetos usados para hacer estos libros varían entre un biberón con un folleto adentro; un papel enrollado y doblado como si fuera un pan; un álbum que en vez de fotos tiene papel moneda; y una caja de la que salen una cantidad indeterminada de láminas que parece que no tiene fin. Biberón, pan, álbum y caja, cuatro objetos que han sido utilizados aquí para transmitirnos mensajes tan diversos que van desde la asimilación de los derechos humanos, hasta la lucha por la vida, o la idea de eternidad…

Esperamos que ustedes disfruten esta exposición tanto como nosotros hemos gozado en su preparación. Durante meses y quizás más de un año, Lucero y Manuel Roa dedicaron un tiempo y un cariño especial a este tema totalmente fuera de lo común. Fueron ellos quienes con su notable formación intelectual y su agudeza temperamental provocaron una serie de dudas casi existenciales en el equipo que coordina las exposiciones. Su investigación sobre el “Libro-Objeto, Libro-Arte” nos condujo por unos túneles muy difíciles de transitar hasta que un día vimos la luz en medio de las discusiones interminables (e incontables) sobre la naturaleza de los libros-objeto.

Esta excelente curaduría de los esposos Roa fue la que determinó seleccionar solamente 20 obras de todas las que tenemos en el Depósito de la Mediateca. Aquí poseemos otros libros-objeto que si algún día los exponemos, necesitaríamos una sala 10 veces más grande que esta área en la que ahora les presentamos estas obras que pueden apreciar. Pero después del trabajo teórico, después de la selección, viene la parte más delicada de todas: ¿cómo se van a mostrar estos trabajos al público? Y ahí es que entra la notable labor de Pedro José Vega como museógrafo, bajo la coordinación de Ángela García, nuestra Gerente de Servicios Culturales. Lo demás es ya complementario: Sara Hermann y quien les habla manejamos los textos y los pulimos hasta casi desbaratarlos; Bryan Perozo hace todas las opciones de diseño gráfico que se le piden (una o dos distintas cada día), José Enrique Tavárez, Ángel Fernández y Félix Sepúlveda preparan las imágenes y la tipografía que se necesitan para expresar los mensajes.

Reset