La Memoria uno de los signos de la identidad nacional

Claudio Caamaño, Bonaparte Gautreaux y Radhamés García conversarán sobre el acontecimiento histórico vinculado a la Revolución de 1965.

El Centro León convocó a tener su habitual Encuentro con la Memoria. Esa vez para rememorar el Asalto al Hotel Matum, estudiosos y excombatientes de la Revolución de Abril dialogaron sobre ese hecho histórico, vinculado a la gesta de 1965. 
Estos encuentros con la memoria están dirigidos al rescate de un valioso patrimonio intangible, que apunta a la reafirmación de la identidad, en un esfuerzo por reconstruir el entramado de la historia y avizorar en ella la posibilidad de apropiarnos de un destino nacional. Es uno de los signos de nuestra identidad nacional. 
La memoria es una práctica social de la que todos participamos y que tiene el poder de reconstruir realidades sociales del pasado, para permitirnos una mejor comprensión de nuestro presente y, aun más allá, proyectar el futuro. No se trata únicamente de proyectar el pasado y el presente hacia el futuro, se trata de considerar y de crear posibilidades a través de las cuales ese futuro podrá desarrollarse. La memoria es una acción del presente orientada a legitimar el ahora y a abrir o cerrar determinadas posibilidades para el futuro. De manera que podemos considerar la tarea de imaginar y construir futuro como inseparable del proceso de "hacer memoria". 
El no recordar, el perder la memoria, implica perder buena parte de los recursos con que contamos para hacer frente a las realidades del presente pues, en definitiva, perder nuestra memoria histórica es correr el riesgo de extraviar la posibilidad de soñar un futuro diferente. Guardar, mantener, conservar, transmitir y difundir la memoria, son actos necesarios para pensar el cambio y hacerlo posible.

Centro León