Apertura de Exposición. El Centro León celebra el centenario de Yoryi Morel

En el Centenario del Pintor de la Dominicanidad, más de doscientas obras de distintas épocas ofrecen una visión de la trayectoria artística de este gran creador nacional.

Nació en Santiago, y la ciudad le ofreció sus calles, la exhuberancia de sus paisajes campestres, los coloridos framboyanes, el paisaje humano que el pintor captó, interpretó y recreó de manera personalísima… Justo es que el Centro León tenga ya dos años preparándose para conmemorar, junto a todo el país, el centenario del natalicio del Pintor de la Dominicanidad: Yoryi Morel. 
Desprejuiciado y libre en todos sus actos vitales, se escapó de la rigidez del academicismo o del canto de sirenas de las tendencias de moda. Sin otras ataduras, más allá de su profundo arraigo a lo local, “Yoryi” –tal y como firmaba sus obras- fue un cronista de su época. Su obra es un ejercicio de identidad, que recrea desde la espontánea alegría de las fiestas campesinas, hasta las cicatrices de la supervivencia en los rostros del pueblo.
También, como todo Maestro, tuvo discípulos que se identificaron en la llamada Escuela de Santiago, y sus pinceles cobraron vida en otras manos, que luego desbrozarían nuevos caminos para la pintura dominicana.
Con fiesta de luz y color, el Centro León celebrará este Centenario a partir de la segunda quincena de noviembre con la exposición Yoryi Morel. Autonomía y trascendencia, que incluye paisajes, retratos, dibujos sobre papel y caricaturas del artista. También se incluyen fotografías que le realizaron sus contemporáneos. La muestra, que podrá ser disfrutada a partir del jueves 23 en la en la Sala de Exposiciones Temporales Maria Asensio de León, es una invitación a abrir las viejas puertas de la casa de la calle Sánchez y, dejándonos llevar por su mirada, salir con el artista a recorrer las añejas calles de Santiago, caminar a pasos meditabundos hacia el Parque Duarte, sorteando vendedores, burros y marchantas y seguir, aun más allá, en busca de un framboyán multicolor donde, bajo su sombra, tengamos un re-encuentro con la dominicanidad. 

Centro León