Arte en Proceso. Los procesos creativos de Maritza Álvarez

A propósito del Día Internacional de la Mujer, la artista ganadora de uno de los premios de XX Concurso de Arte Eduardo León Jimenes dialogó sobre sus próximos proyectos.

El Centro León celebró el Día Internacional de la Mujer con los procesos creativos de una artista que ha dedicado gran parte de su obra a la vindicación de las dominicanas como un ente participativo y esencial en el desarrollo de la sociedad en que vive. Maritza Álvarez, ganadora de uno de los premios del XX Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, representó en el espacio Arte en Proceso a todas las dominicanas que han creado y siguen creando, a través de una persistente labor, obras que conforman las identidades de su nación.

“La obra de Maritza Álvarez se ha desarrollado dirigida a la evaluación, denuncia y concienciación de las problemáticas a las que se enfrenta la mujer hoy en día -afirmó Sara Hermann, especialista en Artes Visuales del Centro León– Desde sus declaraciones, desde la memoria, su memoria íntima y femenina; pasando por la visión de la muerte, que se convirtió a través de sus ojos en un acontecimiento formal, sugerente y hasta seductor; llegando a la violencia que es generalmente dirigida a la mujer, la metáfora de sus causas y la simbología de sus consecuencia, Maritza nos ha confrontado a un entramado de referentes que ha visitado, actualizado, re-visitado, examinado y concluido desde su particular perspectiva de artista”.

Dentro de su ya reconocida trayectoria, esta pintora y fotógrafa graduada de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Pedro Henríquez Ureña forma parte del Programa de Artistas en Residencia en el Vermont Studio Center. Ha realizado numerosas exposiciones individuales y colectivas en República Dominicana y en el extranjero, con trabajos de pintura, dibujo y fotografía. Su obra ha merecido importantes reconocimientos en el Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, entre otros certámenes nacionales e internacionales. Entre sus publicaciones, sobresale el libro de fotografías Jardines de luz. Cementerios dominicanos.

NA