Encuentro creativo. La Comunidad Imaginada

Veinticinco comunidades vulnerables de Santiago de los Caballeros fueron beneficiadas con este proyecto que parte de experiencias creativas para mejorar las condiciones de habitabilidad en cinco escuelas.

El Centro León, con los auspicios de la Fundación W. K. Kellogg, ha desarrollado el proyecto La Comunidad Imaginada en veinticinco sectores vulnerables y en cinco escuelas de Santiago de los Caballeros. Se trata de una experiencia que parte de la creatividad y del desarrollo de las expresiones artísticas, para lograr un mejoramiento sustancial en las condiciones de habitabilidad.

Alrededor de 250 alumnos, junto a sus maestros, directivos y padres, han participado en La Comunidad Imaginada que ahora arriba a siete meses de trabajos ininterrumpidos. Este proyecto se ha desarrollado en las escuelas Herminia Pérez, Emma Balaguer, Ana Josefa Jiménez, en el Liceo México y en la escuela rural de Las Charcas. En cada una de estas instituciones, se ha cumplido con el objetivo de contribuir al desarrollo comunitario a través de experiencias creativas sostenidas entre estudiantes, maestros y padres. Cada paso del proyecto, a su vez, ha generado una estrecha relación entre la comunidad, la institución educativa y el Centro León.

Los maestros y directores de las escuelas también han sacado mucho provecho con su participación en La Comunidad Imaginada. Al asistir a los entrenamientos y a los talleres, han recibido una valiosa asesoría sobre elementos que pueden enriquecer su planificación curricular. Los facilitadores e integrantes del equipo del Centro León han trabajado junto a ellos en la integración del análisis de obras de arte al currículo académico. Todos los participantes de los talleres Creatividad y comunidad, dialogaron sobre los significados del concepto de creatividad y sus verdaderos aportes al desarrollo del lugar donde habitan.

Como parte del proyecto, niños y jóvenes compartieron con padres, maestros y otros integrantes del hábitat donde se desenvuelven, en un encuentro en el que juntos hicieron un análisis del sitio en la que actualmente habitan, para luego imaginar la comunidad que quisieran tener en el futuro y los aportes que cada uno de los participantes tendría que hacer para lograr ese sueño.

Un tercer encuentro se produjo entre artistas educadores y estudiantes, en los tres talleres impartidos en las escuelas en los que los alumnos crearon obras relacionadas a su entorno. Todo lo realizado en este taller se exhibe ahora en los planteles escolares seleccionados para el desarrollo de La Comunidad Imaginada. En el montaje de las exposiciones participaron facilitadores, maestros y el equipo del Centro León, quienes enseñaron a los estudiantes los roles del diseño en la instalación de una exposición.

Con estas exposiciones, que se realizarán entre el 7 y el 11 de noviembre de 2005 culmina el proyecto La Comunidad Imaginada. Desde su creación, en 1930, la Fundación W. K. Kellogg ha servido a comunidades de distintas partes del mundo en la formación para un uso práctico de los recursos y conocimientos a fin de mejorar la calidad de vida de sus pobladores. El Centro León hizo posible que esa perseverante idea también se pusiera en práctica en Santiago de los Caballeros, República Dominicana.

Noelia Arias