Jameo. Los extremos del rock

En el Jameo Dos extremos de un ritmo, quedó demostrado que el rock no tiene edad. Varias generaciones de Santiagueros se dieron cita en una mano a mano con el tiempo.

Dos grupos, dos estilos, dos generaciones. El Jameo del Centro León fue el espacio utilizado el pasado sábado para demostrar que el rock no tiene edad cuando se trata de la celebración de uno de los ritmos musicales que más se ha universalizado.

Dos generaciones de músicos de Santiago se dieron cita en un mismo espacio que, debido a la lluvia, tuvo que ser el Salón de Actividades del Centro León y no el tradicional Patio caribeño. Aún así, el agua no dañó la presentación y poco después de las seis el grupo Clave Morse, conformado por cuatro jóvenes locales, demostró sus dotes de interpretación con una participación de alrededor de una hora. Clave Morse interpretó algunos de los más exitosos temas de rock contemporáneo.

El índice de improvisación y creación fue aumentando según crecía también el ánimo del público. A ritmo de la interpretación de turno, se movía el pie, los hombros o la cabeza de los que estuvieran en el salón. Los animados aplausos no faltaron ni en la despedida del primer grupo ni cuando llegó el turno de Los Sobrevivientes, el grupo de “veteranos” de la noche.

A base de una actitud bastante espontánea, que coincidía plenamente con el ánimo del público y unos cuantos chistes referentes a los embates de una edad que realmente no era tanta, el grupo demostró su habilidad para conectar con los asistentes y hacerles disfrutar de algunos de los mejores temas de décadas pasadas como "I want a hold your hand" y "Pretty woman", además de otros más modernos como "Corazón espinado" y "Todos tenemos un amor que nos complica la vida". Al final, el veredicto fue de una tarde de pura improvisación donde el principal protagonista fue, precisamente, el rock.

MET