Ruta de Esclavos en el desarrollo de la Música Cubana

Los viajes comerciales realizados entre los continentes africano y americano en los siglos XVIII y XIX encausaron el acercamiento de las culturas y ritmos existentes en ambos lados del mundo

El especialista José A. Martí expuso sobre el contexto sociocultural y económico, personas influyentes y ritmos generados tras los desplazamientos llevados a cabo durante los siglos XVIII y XIX, en una conferencia sobre la ruta del esclavo y el desarrollo histórico de la música cubana. 

En la actividad, Martí recorrió 500 años de historia, centrado en las migraciones trasatlánticas llevadas a cabo entre los continentes africano y americano y el impacto logrado con los ritmos de cada cultura en las expresiones musicales de América que se reproducen hoy día. 

Carlos Andújar, sociólogo y asesor de programas culturales de esta institución, fue el moderador de la noche, quien guio el intercambio de ideas en las comodidades del salón de actividades, con la presencia de María Amalia León de Jorge, directora de la Fundación Eduardo León Jimenes y del Centro León. 

Renaud Anselin, fundador de la Quinta Dominica, participó de este encuentro, al que asistieron historiadores, especialistas de la antropología, profesionales de otras áreas de estudio y visitantes interesados en el análisis de la música, interculturalidad e identidad de los pueblos caribeños. 

José A. Martí es economista graduado de universidades de la República Dominicana y Francia. Fue jefe del departamento de economía del Programa de las Naciones Unidas en Mozambique y Uganda, asesor financiero de proyectos de desarrollo para la Corporación Financiera Gamini y actualmente es consultor y asesor de economía en asuntos internacionales radicado en Nueva York, Estados Unidos de Norteamérica. 

Entre sus postulados, indicó la trova, el son y el danzón cubano como algunos de los ritmos que fueron inyectados por el sabor de los ritmos africanos de la época. “Entre 15 y 20 millones de africanos, sin contar los que murieron en la trayectoria del viaje, migraron de manera forzada a las Antillas, tierras de mayor extensión de la industria del azúcar”, explicó Martí los desplazamientos realizados durante los siglos XVIII y XIX. 

Indicó que la procedencia, cantidad de esclavos y el momento específico de la historia de las migraciones afectaron los ritmos musicales de estados sureños de Norteamérica y las islas del Caribe. “Si el esclavo provenía de la áfrica sahariana, tenía la influencia de instrumentos utilizados por musulmanes, que encaminaron a la creación de blues y jazz, mientras que si eran nativos de áfrica forestal, tenían otra esencia cultural que fomentó la creación de la rumba y sus derivados", dijo Martí.

La conferencia Ruta del Esclavo y Desarrollo Histórico de la Música Cubana se llevó a cabo en coordinación con Quinta Dominica, una institución dedicada al estudio arqueológico, histórico y arquitectónico, como el respaldo y puesta en valor del arte, la cultura y la educación.