Centro León celebra seminario sobre coleccionismo

La actividad es parte del programa cultural sobre coleccionismo y contó con la participación especial del coleccionista Isaac Rudman.

A propósito de la exposición 7,300 días en la colección de Juan Manuel Portela Bisonó, Centro León celebró un Seminario sobre Coleccionismo, con la participación de coleccionistas, curadores, críticos de arte e interesados en el mundo del coleccionismo.

María Amalia León de Jorge, directora de la Fundación Eduardo León Jimenes y Centro León, dio la bienvenida en la intensa jornada sobre colecciones, coleccionismo, arte y gestión de colecciones. “Dando continuidad a todo un programa cultural que hemos establecido en el Centro León en torno al coleccionismo este seminario busca precisamente conocer mejor acerca de la práctica personal e institucional del coleccionismo en nuestro país”, dijo León de Jorge.

Con el tema Formar colecciones. Las colecciones Rudman, iniciaron las actividades del día. La conferencia del coleccionista Isaac Rudman, estuvo referida al arte de coleccionar y sus vínculos con la historia, el presente y el futuro a partir de los objetos.

“Además de coleccionar tenemos la responsabilidad de investigar y conservar las obras”, expresó Rudman, al comentar su experiencia en el coleccionismo, iniciada con la numismática y extendida luego al arte latinoamericano.

Diálogos y paneles

Más adelante, en una mesa redonda se compartieron reflexiones sobre el coleccionismo de obras de arte en República Dominicana. ¿Por qué construir una colección? ¿Cómo hacer una colección?

La asesora de artes visuales del Centro León, Sara Hermann, inició esta mesa redonda planteando la importancia del coleccionismo como fuente de investigación, parte de las preocupaciones de la institución. María Elena Ditrén, directora del Museo de Arte Moderno, dijo que se colecciona sobre todo por pasión, y que las colecciones exhiben particularidades según su creador, al contrario de las colecciones institucionales, que deben preservar valores culturales y artísticos.

Abil Peralta, asesor cultural de la Cámara de Diputados de la República Dominicana, relató el origen de la colección de arte de este estamento legislativo y su vinculación con el arte dominicano. “La estrategia fue diseñar una colección que tenga su fundamento en el orden temático: cada uno de los temas de la vida nacional están representados allí”.

En este espacio, Mari Pili Bellapart contó que  partir de dos obras de Dionisio Pichardo, surgió la colección del Museo Bellapart, adquiridas por su padre. “Hay que contar con el apoyo de la familia”, relató Bellapart sobre la participación de su madre en el crecimiento de la colección.

La curadora de la Fundación Diario Libre, Bingene Armenteros, dijo que el Premio Diario Libre de Arte Contemporáneo está enfocado en artistas entre 18 y 38 años, de modo que sirve a los artistas jóvenes como plataforma para exhibir sus trabajos. “Los premios motivan y promocionan”, apuntó.

Delia Blanco, curadora y crítica de arte cerró el panel y las actividades de la mañana en este seminario. Blanco subrayó la participación de las familias dominicanas en la preservación del arte dominicano.

Coleccionistas y curadores

Tras el almuerzo, un panel fue propicio para hablar sobre las colecciones privadas, cómo se articula una colección privada, cómo se va construyendo y las líneas de acción que aseguren la trascendencia de esos fondos. Los coleccionistas Manuel García Arévalo, Juan Manuel Portela Bisonó, José Antonio Caro, Giovanni Bonarelli y Osvaldo Brugal León aportaron sus experiencias.

García Arévalo relató su incursión en el coleccionismo a partir del interés en la arqueología y la historia, y cómo se vio obligado a formarse en estas áreas para desarrollar un vínculo exitoso con los especialistas.

"Desde muy temprana edad traté de educar mi ojo e informarme de artistas y sus obras", declaró Bonarelli, quien reconoció la influencia de las visitas a museos desde temprana edad, propiciadas por su familia. También compartió historias que reflejan la paciencia que debe tener un coleccionista para adquirir las obras que desea.

Caro comentó la historia de su colección de sillas a escala, describió algunas piezas emblemáticas y destacó algunas anécdotas sobre adquisiciones y conservación. Una muestra de esta colección integra la Estación Educativa de la exposición de Portela. Sobre su colección de arte, Brugal León declaró su fascinación por el artista Darío Suro, y relató la búsqueda de piezas importantes de este artista.

Portela cerró este panel comentando sus sugerencias para lograr una colección de arte consistente, entre ellas: acercarse a los artistas, conversar con curadores y especialistas, entre otras.

En la sección de diálogos, se comentó el tema Contextos y discursos curatoriales. Los curadores y críticos de arte Danilo de los Santos, Mildred Canahuate, Paula Gómez, Gamal Michelén y Marianne de Tolentino, expusieron sus conocimientos y experiencias sobre cómo afectan los contextos a los contenidos de las colecciones, la curaduría de una colección y el papel de un comisario en el ámbito de una colección privada.

Una de las reflexiones de Gómez estuvo vinculada a la posibilidad de mecenazgo que pueden ejercer los coleccionistas, de modo que propicien oportunidades de estudio y crecimiento para los artistas en desarrollo. “Una de las tendencias es de las colecciones que optan por las figuras mayores del arte”, precisó dijo Tolentino, directora de la Galería Nacional de Bellas Artes, para luego señalar que el coleccionismo debe avanzar con el tiempo.

Para Canahuate, hay factores que determinan las preferencias del coleccionista por un tipo de obras. Además resaltó el papel del comisario a la hora de contextualizar un conjunto. Michelén hizo énfasis en la diferencia que existe entre colecciones enciclopédicas a las colecciones pasionales, y puso como ejemplo a los museos del Louvre y del Prado.

Para cerrar el diálogo, De los Santos habló sobre sus experiencias de curaduría y exposiciones y las diferencias entre curador, comisario y conservador de obras de arte.

Para la clausura, los participantes tuvieron la oportunidad de visitar la exposición 7,300 días en la colección de Juan Manuel Portela Bisonó. Esta muestra estará abierta al público hasta el domingo 26 de junio.