Conversan sobre vida y obra del safonista Tavito Vásquez

Este primer Encuentro con la Memoria del 2019 estuvo dedicado al legendario músico santiaguero y su presencia e influencia en la música dominicana.


El maestro Juan Colón y el investigador Tommy García dedicaron la noche de este jueves 21 para hacer memoria de Tavito Vásquez, el saxofonista santiaguero.

En la velada moderada por el sociólogo Carlos Andújar, García inició la conversación relevando que trajo 38 libras de libros sobre música dominicana en los que Tavito aparece de manera muy escueta o está ausente.

“Nuestra historia tenemos que construirla”, dijo el investigador al catalogar a Tavito como un genio de la música, un hombre lleno de valores, pero que fue marginado en su época por su doble condición de hombre pobre y negro. Explicó que a pesar de esta marginación, Tavito poseía una excepcional formación musical, evidente en la forma de llamar sus composiciones, en el mismo formato que se nombra la música clásica.

En oposición a la mayoría de los textos citados, Tommy destacó varios textos que sí reconocen la trascendencia musical de Tavito Vasquez: la conferencia dictada por el saxofonista Crispín Fernández durante el Primer Congreso MIC, que versó sobre merengue y los libros Merengue: Música y Baile de la República Dominicana, de Rafael Solano y Catana Perez de Cuello; y Solos de un virtuoso, Tavito Vásquez, en que Juan Colón recoge las partituras de Tavito.

En su turno, el maestro Juan Colón relató conversaciones con Tavito, como en una ocasión cuando le explicó que no quiso nunca arriesgar la musicalidad intrínseca que tenía para tocar el merengue. Por eso, aunque tenía la técnica, Tavito nunca se interesó por introducirse plenamente en el jazz.

“Su grandeza interpretativa es un legado. Ojalá en 20 o 30 años se pueda entender la importancia de Tavito Vásquez en la música”, expresó el también saxofonista, de quien comentó el aspecto melódico y la técnica que le caracterizaron.

Colón trajo para disfrute del público distintos audios de temas interpretados en múltiples géneros, como fue el caso de dos merengues que Tavito grabó con Bartolo Alvarado, el Ciego de Nagua. También mostró una balada tocada por su colega, para evidenciar la variedad de géneros que el músico dominicano podía dominar.

El maestro tuvo palabras de elogio sobre el disco llamado Instrumentales, grabado por Tavito Vásquez en solitario.

Los testimonios de músicos, familiares y vecinos de Tavito complementaron la memoria colectiva, además de deleitar a melómanos e interesados en la investigación musical presentes en la actividad.

Al cierre de la actividad, el maestro Colón interpretó dos temas de Tavito, para deleite del público.