Guillotina para picar tabaco, hecha de un trozo de madera acanalada por el medio a todo lo largo. En uno de los extremos se le pasa un clavo para asegurar el cuchillo cuando va a rebanar el andullo. En la parte media la madera se rebaja a una medida más pequeña que el ancho del andullo lo que hace que el cuchillo se fije con el clavo pasado, dando un punto de apoyo para que el tabaco sea cortado de una manera uniforme.

Dato Curioso:

Debido a la proliferación del tabaco industrializado y la merma en el consumo de tabaco de andullo, este tipo de guillotina es cada vez menos común.

La conferencia estuvo a cargo de Rafael Emilio Yunén, director del Centro León y catedrático de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra.

Publicado en Noticias