En la parte central de la composición aparece una casa con líneas sinuosas con la techumbre y puertas en tonos rojos. Frente a ella un árbol con línea estilizada y sinuosa. En la parte superior, se representa el cielo en tonos amarillos con trazos espirales.

Dato Curioso:

Tanto la obra como su título se refieren a un espacio real. Casa de Arte es un espacio desarrollado por artistas de Santiago de los Caballeros. Desde 1983 es hogar de todas las manifestaciones del arte en su local de la calle Benito Monción, ubicada en el mismo centro histórico de la ciudad.

Esta representación pictórica es fitomorfa, circular e irregular de color marrón. Tiene el área central en tono crema, inscrita en un fondo plano también de color crema. La artista hace énfasis en figuras cargadas de elementos distintivos nos remiten a simbologías taínas y a la abstracción matérica.

Premio del V Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, 1969.

Sobre la artista:

Rosa Idalia García, nació en 1945 en Santiago de los Caballeros, su obra pictórica ha sido calificada de neo-abstracta y matérica por los especialistas.

Esta obra de 1971 muestra un autorretrato en gran formato, ejecutado sobre una densa materia donde predomina el ocre. Los trazos cortos, fuertes y nerviosos, siluetean la figura y resaltan el rosto. En este autorretrato Henríquez se mostró a sí mismo como personaje alejado de su espacio, lo que sugiere una sensación de emoción contenida. 

Sobre el autor:

Daniel Henríquez fue un artista de Puerto Plata que desarrolló una obra pictórica que se debatió entre la abstracción y la figuración simple. Se destacó durante la década del sesenta, las convulsiones sociales, el conflicto bélico civil, y posteriormente el tránsito de la dictadura a la democracia época en la que produce obras donde se evalúa la sociedad y el individuo.

La celebración mundial es convocada anualmente cada 5 de junio por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Publicado en Noticias 2017

El Campamento Creativo 2017 propone, durante tres semanas, que los niños y niñas aprendan las diferentes actividades que puede realizar un artista.

Publicado en Noticias 2017

La obra presenta una figura femenina reclinada sobre un diván o una cama en una composición en la que predominan las formas geométricas. La figura central está posada de manera que recuerda pinturas clásicas como La Maja Vestida y La Maja Desnuda del español Francisco de Goya.

Premio del V Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, 1969 (4to. premio de pintura).


Sobre el autor:

Norberto Santana nació en Santo Domingo en 1943. Fue uno de los últimos alumnos de Jaime Colson. Formó parte del desaparecido grupo El Puño integrado por pintores, poetas e intelectuales dominicanos hacia el final de la década del 1960.

 

La actividad complementa el programa educativo del proyecto Ciudad Reciclada, que vincula el arte y el medio ambiente.

Publicado en Noticias 2017

Pintura realizada en acrílica y óleo sobre cartón. Presenta una figura zoomorfa de mujer negra, desnuda con cabeza de toro o vaca y facciones rasgadas en blanco. Fondo marrón, negro y verde centralizado.

Dato Curioso:

Esta obra fue realizada en Ciudad de México en el año 1972 mientras Menicucci realizaba estudios de curaduría y restauración. Tiene en el dorso la inscripción Fuerza nocturna/Orlando Menicucci/1972/México.

Esta obra de Hilario Rodríguez es representativa del interés del artista en los temarios de carácter nacional. En esta representación de una escena cotidiana de campo vemos a varias figuras humanas, un hombre con sombrero en una mecedora en primer plano, detrás una mujer sujetándolo y en un plano posterior un campesino; entre ellos en el centro un burro. Cromáticamente predomina la gama de colores cálidos y pasteles otorgando sutileza e intimidad a la imagen.

Premio, V Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, 1969.

Dato Curioso:

Hilario Rodríguez dedicó gran parte de su obra a enaltecer a nivel estético objetos y situaciones pertenecientes a lo cotidiano. Su serie de escobas enaltece estos objetos comunes desligándolos de sus humildes fines.

Instalación compuesta, en primer lugar, por una serie de cuadernos que son el resultado de la intimidad de la artista, una especie de diario personal que ha llevado durante años en el que ha volcado vivencias y situaciones cotidianas, un ejercicio que ha significado una exploración de sí misma y la sociedad actual; cuadernos que nunca se planteó mostrar. En segundo lugar, integra una serie de pinturas y dibujos que, en palabras de la artista, representan la cotidianidad y la diversidad.

Premio igualitario del 26 Concurso de Arte Eduardo León Jimenes
Realizada con el auspicio de Valiente Fernández
Para conocer más sobre esta pieza y su autora, visita: https://centroleon.org.do/cl/caelj26-kab

Dato curioso:

El título de esta obra, que traduce como La gran vaina, viene de la multiplicidad de significados posibles que tiene para el dominicano la palabra vaina.

Esta pintura abstracta de Chiqui Mendoza está realizada en tonos marrones. En su parte central se aprecia una forma lineal circular concéntrica y en su contorno varias cruces y otros signos. A semejanza de mucha de la obra restante de Mendoza esta obra está relacionada con el complejo mágico religioso dominico-haitiano. A decir por la forma, esta pieza remeda un vevé, una referencia simbólica y gráfica de alguna deidad del vudú. En este caso, por la aparición de cruces y de los colores blanco y negro se entiende una alusión al Barón del Cementerio. Esta es una apropiación del elemento gráfico de este complejo sincrético que se suma a algunas alusiones a elementos zoomorfos propios del discurso del artista.

Premio en el XV Concurso de Arte Eduardo León Jimenes acontecido en 1994.

Dato Curioso:

Se conoce como vevé a un símbolo utilizado en el vudú como faro para la deidad que a la que se rinde el culto. Usualmente cada vevé es específico de una deidad y se dibuja en el suelo, a líneas, esparciendo alguna sustancia en polvo como harina y borra de café.

Pintura de formato rectangular, compuesta horizontalmente ofrece la escena de cuatro mujeres negras. La primera en el extremo derecho, con estampado en negro-blanco. Cercanas otras dos conversando y en el fondo una cuarta, camina. Todas tienen paños blancos sobre la cabeza a la usanza campesina y se destaca un claro cielo azul de evaporadas nubes.

Premio del VI Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, 1970.

 

Dato Curioso:

Este cuadro representa el inicio de las "Marolas", un monotemario del artista.

Pintura de gran formato constituida por tres paneles de igual tamaño y una fina textura sobre toda la superficie. En la misma se aborda la temática de la diáspora social mediante la incorporación de elementos simbólicos relacionados a una experiencia migratoria específica y contemporánea. Los tres paneles que conforman la obra están diferenciados por tonalidades distintas en el fondo de cada uno de ellos.


En la primera de las tres zonas predominan tonos de azul oscuro en el fondo, sobre el cual aparece un avión volando de izquierda hacia derecha. La segunda, contiene sobre un fondo blanquecino muchos corazones negros dispersos alrededor de una corona de espinas con espirales en su interior y un lazo hacia el extremo inferior. La corona irrumpe el margen superior del panel y se ubica sobre una copa centralizada. La tercera zona se define por tonalidades de color marrón rojizo y ofrece la silueta de un viajero de perfil junto a maletas, selladores y una palma blanca. Las imágenes que conforman esta obra tocan el tema la adversidad incesante, las esperanzas obsesivas y recurrentes en consecuencia del fenómeno migratorio dominicano en sus variados estadios de preparativos, salida, viaje y llegada. En la obra se amplían las significaciones denotativas del movimiento migratorio adquiriendo éste, valor de viaje iniciativo, existencial, político o metafísico.

Sobre el artista:

Tony Capellán es un artista multidisciplinario con dominio de diversos medios de expresión artística, entre los que se destacan el grabado, el dibujo, la pintura, la escultura y la instalación. Para la realización de obras tridimensionales utiliza objetos del diario vivir y en oportunidades desechos sólidos que recolecta en desembocaduras de ríos, cañadas y costas. Con el uso de estos materiales, incorpora en sus obras una carga dramática de reflexión política y social que es inquisitiva, aguda y cortante, como la realidad que revela, y cuyo eje de alguna manera gira siempre alrededor del Caribe en tanto espacio de flujo y reflujo, vórtice de residuos. Ha recibido premios en el Concurso de Arte Eduardo León Jimenes en sus ediciones XII (1987), XIII (1990), XIV (1992), XV (1994), XVI (1996).

En los inicios de la década de 1960, en el taller del maestro Yoryi Morel, don Eduardo León Asensio comentó su intención de crear un certamen dedicado a las artes visuales en la República Dominicana.

Publicado en Articulos de Interes

El Concurso de Arte Eduardo León Jimenes ha tenido desde su primera edición en 1964, la misión fundamental de contribuir al fomento del genio creativo y promoción de los artistas dominicanos.

Publicado en Articulos de Interes

Esta obra abstracta es de composición constructiva, de fina textura y sobria cromatización. Realizada en formato vertical, está dividida en dos áreas desiguales: un amplio plano superior cremoso con una franja grisácea vertical en el extremo izquierdo. En el plano inferior dos franjas horizontales en rojo y negro. Guillo Pérez cursó estudios de pintura en la escuela de Bellas Artes de Santiago de los Caballeros en 1950 y en el taller de Yoryi Morel, donde trabajó el paisaje natural.  

Dato Curioso:

Guillo Pérez es el autor de cinco obras premiadas durante las primeras cuatro ediciones del Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, conocido en sus inicios como Concurso Anual La Aurora.

Durante el encuentro se abordó la vida y obra del pintor francés nacido en Samaná, su contexto familiar y sus vínculos con el Caribe.

Publicado en Noticias 2016

Obra pictórica de encuadre vertical. La imagen consta de varias formas geométricas que sugieren una escena agitada entre dos figuras antropomorfas, vistas desde una posición elevada. Los personajes presentan predominio de colores azules en toda la superficie corpórea y contornos definidos por trazos precisos de tono oscuro. Los componentes más destacados de los cuerpos son las respectivas cabezas, extremidades superiores y manos. Estas últimas resultan ser los elementos que aportan mayor dramatismo a la composición, dos muestran posiciones relacionadas a clavos de gran tamaño y el otro par permite apreciar un gesto agresivo junto al cuello del adversario. El resto de la pintura consta de planos perceptibles en tonos ocres y anaranjados.

Dato curioso:

Orlando Menicucci formó parte del grupo Friordano el cual planteó importantes rupturas con la tradición en cuanto a técnicas y estilos pictóricos. Como grupo, quiso contribuir a ampliar el acceso del público al arte, que inicialmente llevaron a la Universidad Católica Madre y Maestra, desde donde se esforzaron por proyectarlo hacia la comunidad. Friordano es una consecuencia directa del desarrollo de las artes de Santiago y de su llamada Escuela. Así como sus miembros son deudores del interés por los rasgos identitarios que la Escuela de Santiago refrendó, también desde estos temarios plantean rupturas de carácter conceptual e ideológico.

El Centro León se propone incentivar la creatividad en jóvenes y adultos en este verano con una serie de talleres en sus instalaciones todo el mes de julio.

Publicado en Noticias 2016

En la pintura podemos observar dos mujeres en el interior de una casa de campo. Una de ellas tiene en sus manos un recipiente con frutas. En las paredes, de un lado vemos una imagen de la virgen de la Altagracia y del otro un retrato de una pareja. En el espacio de la puerta abierta vemos una planta con flores, un gato y un paisaje rural.

Sobre la obra y el autor:

“[La obra es] dominicana y rural por excelencia, poema a los valores tradicionales y la familia, oda a la pureza virginal, podría evocar un contexto criollo de la Anunciación…

Escribió Darío Suro: En el caso de Peña Defilló, lo realista, lo directo habla por sí solo, y lo dominicano temáticamente considerado es visible. En pocas palabras, Peña Defilló pasa de lo universal a lo dominicano…”

Creación: El eterno retorno, 50 años de una pintura fascinante. Por Marianne de Tolentino, 21 de noviembre 2009, periódico Hoy.

Página 1 de 2