Veinticinco comunidades vulnerables de Santiago de los Caballeros fueron beneficiadas con este proyecto que parte de experiencias creativas para mejorar las condiciones de habitabilidad en cinco escuelas.