El Centro León no olvidará a su primer donante, quien también fue uno de los dominicanos que más creyó y colaboró con la institución cultural desde su misma concepción.