Tarde de carnaval. Los carnavales del Cibao en el Centro León.  Varias actividades de febrero abordarán distintas facetas de una de las festividades más tradicionales de la región.

Desde el año pasado los carnavales de diversos pueblos del Cibao cuentan con un nuevo espacio para su manifestación en el Centro León. El año pasado fueron invitados a este evento que pretendemos sea una celebración anual, grupos de Puerto Plata, Montecristi, Mao, Santiago, La Vega, Navarrete y Moca. La riqueza de estilos de caretas y máscaras y el colorido de sus vestuarios fue la tónica que más impactó al gran público asistente. En esa oportunidad un representante de cada pueblo invitado tuvo la oportunidad de explicar en tarima una breve historia del carnaval de su pueblo.

Este año han sido invitados a participar municipios y provincias de la región Nordeste y el Cibao central. El sábado 12 de febrero, a las 4:00 p.m., se realizará una Tarde de carnaval en los jardines del Centro León con la participación de comparsas de los carnavales de Río San Juan, Jarabacoa, Samaná, Sánchez, Bonao y Santiago. El público que asista a las demostraciones de las tradiciones carnavalescas de esos pueblos, que año tras año se afianzan más en un importante segmento de la población joven dominicana, podrá asistir con disfraces.

Además de la Tarde de carnaval, el espacio Arte en proceso y una Tertulia caribeña abordarán esta festividad universal. Manuel de Jesús Jiménes, realizador de caretas del carnaval santiaguero, participará en Arte en proceso, el jueves 17 a las 7 de la noche, para dialogar sobre sus creaciones y hacer una muestra de todas las variantes que han tenido los lechones a lo largo del tiempo. El martes 22, a las 7:30 p.m., el historiador Edwin Espinal Hernández comentará, en una Tertulia caribeña, una selección de fotos de personajes, comparsas y festividades santiagueras de todos los tiempos.

El carnaval ha sido históricamente un elemento importante en la vida y cultura dominicanas. En el Cibao, ciudades como La Vega y Santiago han mantenido esa tradición viva en diversos sectores de la población. El diablo cojuelo, una figura medieval europea, ha sufrido una transformación y se ha ido adaptando a las nuevas necesidades culturales locales. Es así como en el carnaval de Constanza encontramos comparsas de indios cojuelos, una extraña mezcla de la figura del diablo medieval con los indígenas que encontraron los europeos en 1492 en nuestra isla.

Ángel Caba