Una Tertulia Caribeña en donde las creencias populares de los dominicanos son abordadas por conocedores del tema.

Las tradiciones orales, creencias, conocimientos para realizar medicinas o recetas, prácticas danzarias, teatrales, rituales y otras manifestaciones folclóricas forman parte de los elementos culturales que no tienen una representación material, pero que es necesario salvaguardar, a partir del conocimiento y la revalorización de los mismos.

Estas consideraciones encantaron a grupos estudiantiles, profesores, sociólogos y público en general, que se dieron cita el pasado jueves en el Patio Caribeño del Centro León, para participar en un encuentro sobre el tema de Las supersticiones, vistas como un patrimonio inmaterial que no se aprecia.

En esta oportunidad José Fernández Pequeño, escritor y Gerente de Servicios Culturales del Centro León, abordó el tema desde la perspectiva sociológica y cultural, describiendo las supersticiones como formas de representación simbólica que las personas elaboran para conocer el mundo que les rodea y adecuarlo a sus deseos y objetivos.

Al mismo tiempo, en su discurso dio a conocer cómo el estudio de las supersticiones es una herramienta fundamental para conocer sociológica y culturalmente al grupo social que las crea. Agregó, que uno de los propósitos de este análisis está dirigido a demostrar el valor cultural que las supersticiones tienen y el hecho de que no se aprecien en su justa dimensión.

El profesor de la PUCMM, Carlos Fernández Rocha, formó parte de la mesa principal y compartió con el público investigaciones realizadas, donde se muestran datos de la cultura dominicana que, según su criterio, facilitan el mantenimiento de las supersticiones de generación en generación, a pesar de que estas no son consideradas como un patrimonio inmaterial.

A las palabras de estos expertos se sumaron experiencias, vivencias y puntos de vistas de un gran número de asistentes que estuvieron presentes en esta tertulia, renovando los tópicos de los ensalmos para los niños, los empaches y sus recetas, el mal de ojo y sus azabaches, entre otras anécdotas y asuntos relativos a esta manifestación cultural.

Con estos encuentros, el Centro León ofrece espacios de análisis y reflexión en torno a estos temas, al reconocer su importancia como parte indispensable en la consolidación de la memoria histórica y cultural del pueblo dominicano y, por tanto, soporte clave en la construcción y mantenimiento de su identidad.

Ana Azcona

{gallery}noticia1378{/gallery}