Por primera vez en la República Dominicana, las coreógrafas y bailarinas estadounidenses, Charlotte Adams y Jennifer Kayle presentaron el performance Virtualmente tuyas, en el Centro León. 

En una presentación en la que estas destacadas coreógrafas mezclaron osadamente danza con internet y tecnología de vídeo para proponer el cruce de fronteras en tiempo real y un reto al pensamiento convencional.

En este perfomance Kayle y Adams incorporan la realidad y lo virtual para explorar la aventura de hacer contacto más allá de lo fronterizo mediante actos personales, políticos y poéticos, como una respuesta artística a sus experiencias recientes de “cruzar la frontera” de los Estados Unidos, México, Rusia y la República Dominicana.

Según Jennifer Kayle, Virtualmente tuyas, es una meditación artística de las inquietudes que surgen sobre la experiencia de cruzar fronteras internacionales y la visión de las múltiples facetas, aspectos y complejidades en torno a esta temática.

“Queremos analizar cómo la tecnología está influyendo, incluso modificando la noción de cruce de fronteras. A través de teléfonos celulares, mensajes de texto, Internet (sitios web, e-mail, Facebook), podemos experimentar una condición transfronteriza que a veces resulta confusa, y en este performance nos cuestionamos al respecto utilizando conceptos como contacto, distancia, presencia, ausencia, acceso simultáneo, restricción”, dijo.

Este espectáculo se realizó en el Centro Cultural Eduardo León Jimenes, con la participación de un elenco de siete bailarines, y el apoyo musical de John Manning e Irlanda Vang, el arte de instalación y escenografía por el dominicano Misael Amos Reyes, y música original de Carlos Cuellar y Michael Chorney.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Luis Felipe Rodríguez, Gerente de Educación y Animación Sociocultural de esta institución cultural, quien introdujo a María Ligia Grullón, directora del Espacio Cultural Independiente, La 37 por las tablas, en la Ciudad de Santiago.

Grullón procedió a presentar a las protagonistas Jennifer Kayle y, Charlotte Adams, compartiendo con ellas una breve reflexión sobre la danza contemporánea y el performance.

En una entrevista previa, Jennifer Kayle, expresó que con esta presentación se tiene la intención de plantear la idea del enorme poder que existe en las conexiones, “la gente continúa moviéndose mediante el contacto con los otros, sin importar de qué país o cultura sea, o el medio que utilice (tecnología, contacto físico), estas conexiones sirven como un elemento de unión, por lo que tienen un gran potencial para el crecimiento individual, económico y social”.

Decenas de personas disfrutaron del espectáculo que duró una hora y treinta minutos, como parte del programa de actividades socioculturales que ofrece el Centro León gratuitamente todos los meses.

Para las coreógrafas, este trabajo se puede entender o calificar de muchas maneras, ya sea como danza moderna, danza de concierto o danza contemporánea, o como una especie de movimiento de poesía. En ocasiones atlético, metafórico, teatral, que puede provocar un recuerdo, un sentimiento o una idea mediante el diseño o creatividad del mismo.

Datos del perfomance Virtualmente Tuyas

En una serie de escenas, la obra presenta un fresco de múltiples facetas que revela las complejidades del ser humano y lanza una mirada crítica a las fronteras entre las naciones como lugares de inequidad, burocracia, hipocresía y jerarquía prepotente. En ocasiones, la coreografía propone que hay modos contemporáneos del colonialismo ‐obvias o sutiles‐ que se manifiestan a través del turismo, los medios de comunicación, el comercio y la tecnología.

Otras viñetas investigan cómo la tecnología está influyendo en un nuevo paradigma de lo que significa el cruce de fronteras. Hacer contacto virtual a través de Internet y proyección de vídeo, teléfonos móviles y los chats, declara nuestra condición transfronteriza y da vigencia a paradojas como las de acceso simultáneo / restricción, presencia / ausencia, y contacto/distancia. A pesar de sus rasgos de confusión, fricción, y complejidad, Virtualmente Tuyas revalida el enorme poder que tiene, conectar con los “otros” sin importar país o cultura de procedencia, como potencial para la curación y el cambio.