Del 15 de octubre al 13 de diciembre del 2009, se exhibirá la muestra expositivaSintiendo la belleza: Más allá de la mirada, en la Sala Génesis y Trayectoria del Centro León. 

Una exposición dirigida especialmente a público con discapacidad visual y denominadaSintiendo la belleza: Más allá de la mirada, fue inaugurada hoy en el Centro León, con la colaboración excepcional del Museo del Louvre, la Galería de Bellas Artes de Santo Domingo, la Asociación de Ciegos del Cibao de la República Dominicana (ACICIRD), el Patronato Nacional de Ciegos filial Santiago, la Fundación Dominicana de Ciegos (FUDCI), y los auspicios del Aeropuerto Internacional del Cibao. 

La muestra está compuesta por réplicas en yeso y resina de legendarias esculturas grecorromanas pertenecientes al Departamento de Esculturas de la Galería Táctil del Museo del Louvre, además de obras originales de esculturas y pinturas correspondientes a la Colección Eduardo León Jimenes de Artes Visuales del Centro León, acompañadas de sus reproducciones. 

Asimismo, esta exposición pretende integrar a los públicos no discapacitados para que se apropien de esta modalidad de descubrimiento táctil, desarrollen sus capacidades sensoriales, al tiempo en que logren sensibilizarse sobre las situaciones de discapacidad para un enriquecimiento mutuo, contribuyendo de esta manera a la consolidación de una cultura más incluyente y democrática.

Dado los elementos didácticos que la conforman, ofrecerá una experiencia novedosa y enriquecedora para todos los públicos, pues permite al visitante “tocar y reconocer texturas, formas y volúmenes, que le permiten apreciar a su vez los materiales y las técnicas utilizadas por el escultor”, según informaron los organizadores de la exposición. .

Para esta ocasión Rafael Emilio Yunén, Director del Centro León; María Amalia León Directora de la Fundación Eduardo León Jimenes; Alice Rambert, Encargada de Concepción y programación del Servicio de Educación del Museo del Louvre dirigieron sus palabras a los presentes sobre la importancia de esta exposición y el honor que representó para ambas instituciones trabajar nuevamente en conjunto, ya que en 2004 el Centro León albergó una selección de dibujos del Museo del Louvre llamada Théodore Chassériau. Obras sobre papel.

José Manuel Paulino, en representación de la Fundación Dominicana de Ciegos también dirigió algunas palabras al público. Otros invitados especiales como Marianne de Tolentino, en representación de la Galería Nacional de Bellas Artes; Ángel Espinal, de la Asociación de Ciegos del Cibao; Alfonso Khoury, en nombre del Patronato Nacional de Ciegos; María Palacios, Directora del Patronato Nacional de Ciegos y asistieron a la ceremonia inaugural en representación de las instituciones antes mencionadas. 

Paneles, tertulias, talleres creativos, bazar de artesanía y visitas temáticas a la muestra forman parte de las actividades educativas y de animación sociocultural que se estarán desarrollando a partir de este mes, en donde las personas con discapacidad visual tendrán participación, no solo como visitantes, sino también como parte del staff de facilitadores o guías entrenados para ofrecer las visitas a esta sala de exposición.

En este sentido, el Director del Centro León, Rafael Emilio Yunén, expresó que “otro de los objetivos de esta exposición es el de promover la construcción de una ciudadanía con igualdad de oportunidades sin importar su situación o condición física, al permitir que todos disfruten y compartan los servicios y contenidos que ofrece el Centro León”, dijo. 

Otras informaciones

EXPOSICIÓN TÁCTIL MUSEO DEL LOUVRE – CENTRO LEÓN

Sintiendo la belleza: Más allá de la mirada

La exposición está compuesta por 14 réplicas en yeso y resina de legendarias esculturas grecorromanas pertenecientes al Departamento de Esculturas de la Galería Táctil del Museo del Louvre; además, por 7 obras originales –3 esculturas y 4 pinturas- correspondientes a la Colección Eduardo León Jimenes de Artes Visuales del Centro León, acompañadas de sus reproducciones. 

Las réplicas de las piezas de la Galería Táctil del Museo del Louvre hacen referencia al periodo helenístico de la antigua Grecia (aproximadamente del 313 al 146 a. C., siglos IV al II a. C.). El arte helenístico se considera el resultado de la fusión de elementos griegos y orientales. Se desarrolló en diferentes escuelas, como Alejandría, Rodas, Pérgamo, etc. Durante este periodo la escultura buscó nuevos valores expresivos. El concepto de armonía y belleza ideal es sustituido por otros valores; no obstante, el recuerdo de los ideales clásicos se conservó en algunas obras. La escultura de este momento, a pesar de estar repartida en distintas escuelas, presenta en mayor o menor medida una serie de características comunes: hay más naturalismo y el realismo se impone al idealismo; es visible la acentuación del movimiento, que en ocasiones llega a la inestabilidad; predominan curvas y contracurvas; continúa realizándose un estudio de la anatomía humana; el patetismo y la tensión se observan en posturas, gestos y rostros; predominan las formas dramáticas y apasionadas y el dinamismo en las expresiones; los sentimientos de los personajes se exteriorizan. 

Por otra parte, los escultores helenísticos se entregan a la representación de personajes, acciones y escenas anecdóticas o de la vida cotidiana, incluso de temas fantásticos. Igualmente, durante este periodo se desarrolló el retrato realista. Las obras asumieron la representación de los defectos físicos: la vejez, lo desagradable, la fealdad. 

La Venus de Milo es quizás la última obra de carácter clásico que se crea en la época helenística. En la curvatura del torso de este personaje se encuentran reminiscencias de la curva praxiteliana y se observa la idealización inexpresiva que buscaba la belleza ideal.

Las obras pertenecientes a la Colección Eduardo León Jimenes de Artes Visuales se ubican cronológicamente en el siglo XX y son representativas de diferentes periodos y estilos de las artes visuales dominicanas. En estas piezas, tanto pinturas como esculturas, se asume el retrato como género y los autores privilegian a los personajes característicos de la hibridación y mezcla racial de la sociedad dominicana. 

Los visitantes podrán tocar las reproducciones pertenecientes a ambas colecciones y reconocer formas, volúmenes y texturas, así como los materiales y técnicas utilizados por los artistas. Las obras originales no podrán ser tocadas; se usarán como referencias museográficas. Igualmente, el público podrá identificar diferentes géneros artísticos, fundamentalmente aquellos que se distinguen por sus características tridimensionales o bidimensionales. Además, se realizarán descripciones auditivas de algunas obras. 

La exposición está dirigida a todos los públicos, pero con especial énfasis en las personas que padecen discapacidad visual. De ese modo, la propuesta curatorial, museográfica y educativa se ha realizado tomando en cuenta la preeminencia de los sentidos táctil y auditivo a la hora de elaborar los discursos. 

{gallery}noticia1353{/gallery}