Federico Carlos Álvarez Morales se encargará de rememorar los hechos desencadenados hace cincuenta años por omitir el nombre de “El Jefe” en un acto formal durante la Era de Trujillo.

El Centro León continuará el próximo martes 9 de agosto a las 7:30 de la noche reviviendo algunos capítulos de la historia dominicana a través del espacio “Encuentro con la memoria”. En esta ocasión, se tratará de un conversatorio donde Federico Carlos Álvarez Morales recordará la envergadura de los sucesos desencadenados cuando, en un reconocimiento a su padre realizado en Santiago hace cincuenta años, se omitieron las frases de engrandecimiento en honor a Trujillo.

Este hecho provocó la ira del tirano que sólo fue saciada por el sometimiento de los implicados y por una serie de expresiones de “desagravio y solidaridad con el Jefe herido” de parte de diferentes sectores de la población. Manifestaciones multitudinarias, como la ocurrida en Santiago con cincuenta mil personas, así como otras protestas organizadas por clubes sociales, gremios profesionales, asociaciones y grupos políticos de todos los puntos del país ante la “actitud demostrada en el Banquete del Matum”, ocuparon las principales páginas de los periódicos del mes de agosto de ese año 1955. Todo esto ocurrió en el año en que Rafael Leonidas Trujillo celebraba por todo lo alto sus bodas de plata con el poder.

Poco tiempo después, inició un juicio de un mes ante el Tribunal de Honor del Partido Dominicano, en el cual todos los asistentes del banquete debieron sentarse en el banquillo de los acusados y narrar lo sucedido la noche del 6 de agosto, donde había sido reconocido y aplaudido Federico Carlos Álvarez por sus cuarenta años de “brillante ejercicio profesional” de la abogacía. Se trató del único juicio público realizado por el Partido Dominicano en los 31 años de dictadura.

El Centro León presentará en este “Encuentro con la memoria” una forma de redescubrir, cincuenta años después, la magnitud de la represión sufrida a diario durante la tiranía. A través de documentos originales, fotografías, periódicos y, lo más importante, el testimonio de una persona que participó en todos esos momentos, el Centro León revivirá uno de los tantos episodios de autoritarismo y arbitrariedad ocurridos durante los 31 años de la Era de Trujillo.

{gallery}noticia1831{/gallery}